viernes, 2 de noviembre de 2012

Enfermedad crónica de la 8º edición de Warhammer


¡Hola de nuevo! vuelvo después de un parón....debido a que he tenido mucho lío en la cabeza y poco tiempo para poder respirar y pensar con claridad, pero claro, una vez estoy algo más centrado me encuentro con las renovaciones de GW, pues me vuelvo a quedar en estado de shock.

Después de negarmea comprar más material de la empresa inglesa, me da pena ahora que se les este yendo de las manos un negocio tan prospero como es el juego de Warhammer y más en Warhammer fantasy, que es uno de los juegos que más horas eché. ¿Por qué digo esto? pues simplemente porque me parece que el sistema de reglas que sacaron en 8º fue bastante acertado, pero que la política de cargarse el trasfondo para sacar unidades más y más grandes, me da simplemente arcadas.


La 8º edición lleva ya unos cuantos ejércitos renovados y se podría decir que ya es momento de opinar, porque tenemos ya una tendencia construida con cada uno de los nuevos ejércitos que salen. Esto es simple, cada ejército que sale, recibe unidades nuevas que no habían salido nunca en ninguna parte del trasfondo y algunas viejas son renovadas, solo algunas...Esto no sería muy negativo si sacaran cosas con cabeza, razonadas y tratadas con respeto, pero no... La lógica de esta empresa es simple, tratar de sacar cosas que impacten a la vista de los niños como si de una juguetería se tratase, ya se presagió esto con la salida de Tormenta de magia y con las miniaturas que sacaba Forge World.



Dicho todo esto, vamos a analizar en que consiste la renovación de un ejército en 8º, ya que es muy sencillo de ver, porque todos los ejércitos están siendo clonados, todos tienen ya lo mismo, con unidades muy parecidas entre ellas y están perdiendo la esencia y las características de cada estilo de juego. Lo que más me sorprende es que la mayoría de la gente sigue de acuerdo con esta política, esta política que nos esta llevando a ver miniaturas enormes, muy muy grandes, que no aportan tampoco mucho al juego, que no son ni unidades mataejercitos ni unidades indispensables, pero que siempre veras alguna en alguna mesa, porque como suelen decir, son "bonitas". Para gusto los colores...


Con el paso de los días, me estoy haciendo más reacio a ver este tipo de batallas rollo ajedrez, donde ya las tiradas de dados no tienen mucho que ver, son solo excusa para no jugar a algo que no sea azar y a la mayoría de la gente les encanta esto, porque así pueden jugar con sus estadísticas y ser todos unos jugadores clon que no tienen personalidad alguna. En mi caso no me considero un gran estratega, pero si me gusta mucho el trasfondo y el azar, dos cosas que parece que van de la mano ahora para los que no nos gusta el rollo torneo y listas sesudas competitivas.
Pues bien que decir a esto, creo que voy a desarrollar mi propio Warhammer, basado en una estética más Oldhammer, con batallas con pocas tropas, bestias, magos y héroes que se puedan destrozar unos a otros, sin que sean medio imposibles de ganar sino tienes la ultima novedad que saco GW. El trasfondo ya tengo desarrollado lo que es la estética en la que quiero plantearme jugar las batallas, porque estoy harto de las luchas lights sin personalidad donde solo esta el bando del bien y del mal, por lo que he avanzado en la cronología de Warhammer para recrear un mundo más tenebroso, más oscuro y más medieval, donde los magos tienen más poder y la infantería lleva acabo combates más violentos.


Por lo tanto cada vez me voy cerrando más a valorar las novedades de la empresa inglesa, porque aparte de sacar catálogos de imágenes llamados "Libros de ejército" o "White dwarfs" al estilo de IKEA y a precio de oro, sacan miniaturas improvisadas con precios abusivos y no sacan ninguna campaña medianamente llamativa. Todo esto son motivos suficientes para que se merezcan una reducción de sus ventas, para ver si cambian el concepto y vuelven a sus inicios, cuando nos conquistaron a todos los veteranos con sus ideas originales.


6 comentarios:

  1. sinceramente, yo nunca he sido un jugador de fantasy y ahora que veo lo que estan sacando puedo decir que fantasy solo sirve para convertir sus minis y usarlas en 40k o algunas muy concretas pintarlas por puro coleccionismo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí esta el fallo, cuando sus miniaturas no sirven trasfondisticamente hablando para jugar a ese mismo juego sino que parecen venidas del futuro por el tamaño y por su poder destructivo...en fin parece que es la expansion de 40k Apocalypsis pero en Fantasy.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Y 40k va por el mismo camino poco a poco, la empresa hunde su propio juego y miedo me está dando ya cuando salga El hobbit. La verdad y sin ser hater, cada dia soy mas feliz con los juegos "alternativos".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me considero hater de GW, porque me parece que tiene un sistema de juego tanto en fantasy como en 40k bastante entretenido y bueno en general, pero con las politicas comerciales que tiene la empresa se me quitan las ganas de seguir jugando. Aunque es una tonteria, porque yo puedo usar sus minis para lo que quiera, pero me desmotiva a secas.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Este post es antiguo, pero daré mi opinión. Lo de sacar miniaturas muy grandes y reducir la importancia de las tropas básicas en torno a una idea comercial a mi también me da mucho asco. Pero el "rollo ajedrez" del que hablas me parece indispensable en un wargame, al fin y al cabo es un juego de estrategia, lo que mola no es el azar sino el combate intelectual. Si todo es tiradas de dados a saco y aleatoriedad, nos queda un juego MUY POCO INTERACTIVO en el que nuestras decisiones apenas tienen peso en la partida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo, pero creo que es mejor tener un termino medio, donde prime tanto el azar como la estrategia, ya que un wargame sin dados deja mucho que desear por muchas reglas que se saquen y los hay buenos como Malifaux, pero tienen que ser sistemas muy competentes para que primen bien la estrategia y no el mover por mover que tambien se da. El combate intelectual es dependiendo del compañero que tengas en frente, no del tirar dados jeje, eso solo crea situaciones para que la cabeza se estruje y sepa salir de esa situacion lo mejor posible.

      Un saludo.

      Eliminar