miércoles, 8 de febrero de 2017

Aquellos años dorados


Como últimamente veo a la gente más pesadita por la blogesfera hablando de que si Oldhammer (viejunos) era mejor, luego los de Novena Era (culoduros) que si lo suyo es mejor, la verdad es que me están dando mucha pereza y creo que es hora de que pongamos un análisis sobre qué cosas había antes mejor y que cosas hay ahora mejor, sobre todo obviando de que el mundo no gira solo entorno a Warhammer o recientemente Confrontation que pasa lo mismo.

Esos años denominados "dorados" son un recuerdo del pasado, algo anecdótico que a muchos nos saben muy bien, eso sí, me gustaría comentar que no fue todo tan dorado ni hoy es todo tan negro como comentan algunos. Así que compararé mi vida adolescente que coincidió con la época "dorada" con la vida que tengo ahora.

Como es normal miramos hacia atrás con añoranza, quedándonos con las cosas buenas y muchas veces alzándolas en un altar que en cualquier momento se nos puede caer como miremos realmente si ese altar está hecho de porexpán...El caso es que cada uno tiene su película montada y sus recuerdos, yo contaré mi versión para mostrar que no es todo lo mejor ni lo peor, si no que tuve una adolescencia muy agradable y un presente igual de agradable.


Comienzo con los recuerdos de quedadas en garajes, habitaciones pequeñas, mesas con un mantel de flores como terreno de batalla, escenografía con piezas de playmobil. Se que con el tiempo nos volvemos exigentes, pero cuando eres un adolescente te da un poco igual todo, eres un Arcade boy que prefiere divertirse con cualquier cosa, pero si lo comparo con la escenografía que tengo ahora creo que disfruto más ahora con lo que tengo en el presente o por lo menos es más bonito el hecho de jugar en este tipo de mesas.


Después nos encontramos en aquellas tiendas frikis donde ibas con tus amigos y conocías a más frikis, palpabas las novedades cara a cara enterándote de los rumores que había leído el más "intelectual" en algún foro. Esa esencia era muy agradable, pero a día de hoy no se ha perdido, está en las redes sociales y tenemos más información en 2 clicks, es diferente a secas, antes tenías contacto con la gente cercana de tu ciudad y ahora puedes estar interactuando con gente de todas partes y teniendo la misma relación con la única pega que no le puedas ver cara a cara los fines de semana, pero sigue siendo una relación muy interesante.

Las partidas de los fines de semana, algo que por desgracia a la hora de jugar hemos perdido y es que cuando te vuelves mayor tienes otras prioridades y en vez de jugar viernes, sábado y domingo, solo juegas cada dos semanas o incluso cada cierto tiempo. Con esto sí que hemos perdido, pero una parte buena es que los días que se juega partida se juega con ganas e intentas divertirte todo lo que puedas ese día el cual guardaras en el recuerdo durante unos meses para saborearlo hasta que vuelvas a vivir otra aventura.

Otra diferencia con las partidas es que cuando eres más joven juegas más o menos con lo justito para divertirte, en muchas ocasiones un juego normal parece un arcade y te da igual porque solo quieres disfrutar, pero ahora miras más los reglamentos disfrutas de distintas posibilidades y bueno, intentas que tenga coherencia la partida y no todo sea partidas de tirar para adelante.

En los torneos/concursos eras un ente que andaba por ahí disfrutando de la compañía que había ido a la tienda que solías ir y aprovechabas para ver miniaturas pintadas de diferente manera, ver a gente que llevaba más tiempo en el hobby, era como un expositor y lo de las partidas era lo de menos. Ahora te tomas las partidas en serio y a lo mejor una lista la explotas durante semanas, eres capaz de viajar cientos de kilómetros para participar y de paso te llevas compañía para hacer turismo.

Pintura, en este campo sí que se gana ahora en mi caso, antes con solo montar las miniaturas y como mucho imprimarlas en negro ya tenía más que suficiente, pintaba una miniatura cada mucho tiempo y no me importaba nada jugar 20 partidas con la misma miniatura color metal. Ahora intento pintar todo lo que puedo para que este todo lo que ponga en mesa con un cierto colorido, así te metes más en la partida, una parte fundamental del hobby, la cual gana mucho con todo pintado y escenografía.

Las novedades, antes las veías como una cosa a larga distancia, ya que como mucho podrías gastarte 20 euros en una semana, pero ahora con un poder adquisitivo mayor puedes elegir gastarte 100 euros en una sola caja y del tirón, algo que no se si gana en aprecio, desprecio o valoración mutua, pero que te hace las cosas más fáciles.


Con el tema de las novedades enlazo directamente con las miniaturas, si, este tema es un tema bastante comentado, ya que los amantes de Oldhammer defienden sus miniaturas de hace décadas diciendo que esas miniaturas tienen alma/personalidad y que las nuevas están vacías de carisma y son simples. Personalmente me gustan las buenas miniaturas, me da igual si son de ahora de hace 20 años, pero hay que reconocer una cosa, ahora con la resina y con el plástico tenemos miniaturas menos vulnerables que antaño a la hora de caídas y demás incidentes, pero lo más importante el diseño 3D ha traído cosas muy buenas, sobre todo a gran escala, pero también ha traído mierdas como un puño de grandes...Por lo que me quedo con que ahora tenemos miniaturas con mejor material y una gama más grande con las marcas alternativas.

La actividad general es diferente, antaño había mucho movimiento en tiendas, ahora lo hay en locales y casas, pero a diferencia de antes hay más eventos ajenos a GW, estos eventos llevan un montón de clientela y lo hacen por toda España, no solo en Madrid o Barcelona, algo que es de admirar, además muchos eventos se han podido juntar con juegos de mesa/rol/cartas y hace que la comunidad evolucione de una manera muy agradable, con buen ambiente y con mucha variedad en los stands. Antiguamente para ver un evento solo podías ir al de GW y te costaba un dinero entrar, ahora la mayoría son gratis y puedes participar en muchas actividades, aparte de conocer a profesionales del sector en persona.

En definitiva veo bien lo que dejo atrás y sigo muy contento con lo que tengo delante, pero ni me preocupa las reglas echas por fans que creen que son o van a ser empresas que en realidad solo son un puñado de reglas de la casa de toda la vida y tampoco me preocupa que la gente se desgarre las vestiduras porque renueven productos ya extintos o en vías de ello. Observo que la industria sigue a pleno rendimiento sacando cosas para todos los gustos y ahí estaré, como un fan más y un consumidor más.

2 comentarios:

  1. Lo que no soporto son las imagenes de los sigmarines. Lo demás, lo de siempre... creo que nunca he vivido una edad dorada, así que tampoco sé que debería defender. XD

    ResponderEliminar
  2. "palpabas las novedades cara a cara enterándote de los rumores que había leído el más "intelectual" en algún foro"

    foros? Hijo del verano...

    ResponderEliminar