domingo, 29 de julio de 2012

La Bestia de Altdorf (Novela)


Otro libro de Black library que me leo, al cual ya le tenía ganas, porque siempre me gustan las historias del Imperio y más si son de una ciudad para aprender de su ambiente y demás.


Una vez leído he podido sacar cosas claras, la primera que me quiero leer la trilogía de las Aventuras de Genevieve. Que pertenecen a las novelas de Jack Yeovil, el mismo autor de la Bestia de Altdorf y además introduce a su personaje vampiresa de vez en cuando en la historia.
Después, referente a la historia esta bastante bien, un poco lento al desarrollar los personajes al principio, se puede tirar dos tercios del libro un poco pesados. Pero en cuanto empiezan a suceder la aventura todo es rápido y fácil de digerir. 

La novela nos sumerge en la capital del Imperio, una ciudad muy oscura que es difícil salir adelante, pero a la vez hay muchas oportunidades. Luego nos muestra las historias de personajes desde la visión de la clase Aristocrática y de la plebe. Estas dos sociedades que viven realidades diferentes entran en conflicto porque un asesino apodado “La Bestia” empieza a matar en la zona portuaria de Altdorf. Solo mata prostitutas, por lo que se tarda en avanzar en el caso, ya que la guardia del puerto esta organizada por una panda de patanes que no dan más que golpes de ciego.
Recuerda mucho a Jack el Destripador, por las victimas, por el estilo de ciudad y porque hay una niebla espesa que origina muchas situaciones peligrosas.

Esta historia de misterios e intrigas, muy policíaca crea una serie de sospechosos demasiado claros, para confiar al lector pero no se sabrá hasta el final quien puede ser el posible asesino. Si realmente es un aristócrata como dicen los revolucionarios o es un enano, como dicen los rumores.
En la trama aparecen personajes tan carismáticos como Karl Franz y su hijo, varios Condes electores y la vampiresa Genevieve. Pero la investigación principal la llevaran tres personajes que salen en la portada del libro, los cuales serán un Conde elector, una vidente del Culto de Sigmar y un guardia del puerto.

Sin más, decir que son menos de 300 páginas que se leen bien, salvo la primera parte que se hace un poco lenta, sin mucha acción. Pero para quien le guste las novelas de investigación, puede entretenerse, pese a que aparecen elementos que son más bien de la temática medieval más que de la de Warhammer, pero se acepta como buena.

2 comentarios:

  1. Esta es una de las pocas novelas de Warhammer Fantasy que he leído y coincido con tu opinión. Es entretenida y para pasar el rato. Tengo pendiente la de La Marca del Caos, que creo que está bastante bien. Mis preferidas son también las del Imperio por razones obvias, al ser mi ejército de WHF.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Me pasa lo mismo...Como mi debilidad es el Imperio, pues siempre que haya una historia dentro, me da igual que sea mala, con tal de meterme ahi XD.
    La Marca del Caos tiene buena pinta, la tengo pero aun no he tenido el placer de leerla, la proxima novela que elija quizas sea alguna de 40k por variar...

    ResponderEliminar