viernes, 14 de septiembre de 2012

Los Meandros de las Tinieblas

Después de enseñaros los pueblos que conforman las Vías de la luz, hoy os traigo a sus temibles oponentes, los pueblos de los Meandros de las tinieblas. 



Los Meandros de las Tinieblas
El caos, la corrupción y la muerte se arrastran en la estela de los pueblos reunidos bajo la bandera de las Tinieblas. Algunos quieren edificar imperios o ansían un poder prohibido. Otros tienen sed de matanza o de venganza.
Cualesquiera que sean sus motivos u la legitimidad de éstos, todos ellos escogieron servir fuerzas incontrolables para conseguir sus fines. Después de los siglos de persecución y castigo, los señores de las Tinieblas unen sus fuerzas para conquistar Aarklash y entregarla a las fuerzas de la Nada.



Un grupo de miembros de una de las baronías del reino de Alahan fue seducido por las Tinieblas, creando una secta secreta que al final sucumbió a los nuevos poderes que les otorgarían, para ser más poderosos.
Después de una terrible batalla, los ejércitos de Alahan pudieron contener el avance de los muertos-vivientes que habían accedido por portales de las Tinieblas y que más tarde deambularían por las tierras de Aarklash intentando imitar un nuevo reino de Alahan, pero más grande y poderoso.


El Imperio de Syharhalna: Alquimistas de Dirz
El imperio Escorpión un día fue fundado, por los intereses de un alquimistas llamado Dirz, el cual criticado por sus propios compañeros Grifos, se marchó de Akkylania en busca de un poder que le diese la oportunidad de conseguir al ser perfecto, tal y como decía Merín.
Tras acudir a los poderes de las Tinieblas, creó un imperio poco a poco en mitad del desierto de Syharhalna, el cual protegido por el duro clima, era muy difícil de acceder y pese a que más tarde los Grifos hicieron varias cruzadas para acabar con todos los alquimistas, los descendientes de Dirz aguantaron y formaron ejércitos enteros de clones y criaturas extrañas, con sed de sangre.


Los Clarividentes de Caer Maed: Keltas Drunes
En el norte de las planicies de Avagddu, se encuentra un bosque llamado Caer Maed, donde viven el clan de los Drunes, los cuales se distanciaron de sus hermanos los Sessairs, para buscar a su rey desaparecido Cernunnos.
Estos bárbaros, viven aislados en ciudades funerarias muy primitivas, donde deshonran a los dioses que hicieron desaparecer a su rey. Viven en grupos muy unidos, porque saben que son pocos comparados con otros clanes y que necesitan atacar siempre en conjunto para que su superioridad numerica sea determinante en la victoria, aun así, no están solos en esta aventura, ya que cuentan con el apoyo de los Formors, que son como demonios enviados por los poderes de las Tinieblas, que han venido a ayudarles.
Los rituales que realizan con las victimas que raptan, suelen ser mutilados o devorados por los keltas, los cuales realizan todo tipo de actos impuros para desagradar a sus dioses a los cuales querrían matar.



Los poseídos de las Simas: Enanos de Mid-Nor
Existió un tiempo en el que los goblins eran esclavos de los enanos, pero un día se revelaron gracias al apoyo del dios rata, que los unió y pudieron escapar, aun así sus antiguos captores mandaron cinco enanos para matar a este dios y recuperar a los esclavos.
Una vez dentro de la cueva donde se suponía que estarían los goblins, no los encontraron, pero si se cruzaron con una temible hidra. Entonces los enanos salieron huyendo y abandonaron a uno de ellos, ese enano se llamaba Mid-Nor, el cual luchó con valentía, pero la hidra lo derrotó y le propuso un pacto.
Una vez le fueron concedidos los poderes al enano, este llevó acabo su venganza con un ejército formado por enanos resucitados y criaturas extrañas que vivían en el interior de la montaña.


La tela de Ashinan: los elfos Akkyshan
Este extraño grupo de elfos, que vive en las profundidades del bosque de Ashinan desde que se separó del resto de los miembros de su raza, son un pueblo oculto y desconocido. Son elfos muy bélicos y adoran la venganza y por ello están especializados en todo tipo de estilos para matar, usando venenos y estratagemas poco ortodoxas.


La alianza Ofidia
Antaño una raza poderosa, fueron los enemigos de la Utopía de la Esfinge, lo que causo que las dos razas se aniquilaran mutuamente y a día de hoy solo queden unos pocos reptiles escondidos en cuevas en las montañas más altas. Pocos ofiidios son los que se aventuran a salir a la luz a cara descubierta, por lo que usan a esclavos para llevar a cabo sus planes de recuperación de objetos sagrados, por lo que se han unido a los demás pueblos de las Tinieblas que les ayudan de vez en cuando en su misión o intercambian material, como los alquimistas o los enanos de Mid-Nor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario