domingo, 9 de febrero de 2014

Mis inicios en Confrontation


¡Hola a todos! hoy os vengo a hablar sobre mis inicios con la marca francesa de Rackham, una parte de mi vida que me cambió bastante las cosas, supongo y espero que para bien o así quiero pensarlo después de 10 años, sí porque yo empecé con Confrontation en el 2003 o 2004, ahora mismo no podría asegurarlo, pero empecé con C2, las reglas de Confrontation 2 que son muy diferentes a las de C3 o C4.



Todo ocurrió cuando un amigo me dijo que ya habían abierto el antiguo local del cibercafé de la zona, con otro dueño y otra estética, ahora habría comics, una mesa para juegos de cartas, tablero, etc. Todo sonaba bien, yo en aquel entonces era un adolescente que estaba un poco saturado de GW quizás, porque ya llevaba unos cuantos años con ello y no tenía mucho dinero para seguir creciendo en esos juegos.


La verdad es que no sé si fue el primer día o de los primeros días que entré a la tienda con mi amigo, él me mostró unas miniaturas un tanto peculiares que había traído el tendero y que ya tenía el 2 o 3 de una de las facciones(Devoradores de Vile-Tis), me dijo que era como WarhammerFantasy pero mejor, en plan bandas, aunque no sabía muy bien cómo iba. Cuando me dispuse a ver los blisters que tenía, vi uno que me impresionó, el dueño me enseñó el catalogo que había de miniaturas de Rackham y esa era mi facción, ya había elegido una que me representaba y me gustaba a partes iguales: Los Alquimistas de Dirz.


El problema fue que solo tenían una miniatura que no tenía realmente mucho uso práctico en el juego, era el Oriflame del escorpión, una leyenda viviente que serbia como portaestandarte y no pegaba mucho, pero la miniatura era espectacular y no había más, por lo que me la compré, la pegué y la pinté un poco por encima. Los siguientes días me estuvieron enseñando a jugar, pero con reglas casi caseras, de oídas aprendí la esencia del juego, aunque tuviese que jugar contra 3 devoradores personajes...En ese momento no pensaba en el equilibrio de las bandas ni nada por el estilo, solo en pasarlo bien y aprender de algo que me llamaba mucho la atención.


Poco a poco fuimos enganchando a todos los amigos del grupo, para que se hiciesen cada uno una banda, tuvimos suerte de que nadie se hizo la misma banda repetida, por lo tanto teníamos una variedad impresionante de facciones. Según iba creciendo la marca y nos traían novedades íbamos consiguiendo moldear nuestras bandas y jugar alguna tarde cada cierto tiempo, esto fue derivando en imprimirme las reglas que el foro de la Confederación había traducido para la gente y jugar en casas de alguno del grupo.


Después de un tiempo ya bastante enganchados con el juego y la marca, la tienda a la que acudíamos que se encontraba muy cerca de mi casa, se trasladó a la población de al lado, cosa que al principio no nos gustó mucho, pero luego no nos importó, ya que aunque fuésemos en autobús todos los fines de semana como fanáticos, teníamos una tienda dedicada en exclusiva a comics y miniaturas, no había ya ordenadores que estorbasen. La tienda era más grande, más iluminada y ya no parecía una cueva con gente friki dentro o por lo menos eso pensábamos desde dentro, a fuera a veces discrepaban de ello los jóvenes de la zona...


Con la llegada de Confrontation 3, todo se hizo más serio, más formal y el ritmo de sacar novedades era muy alto, todos los fines de semana que iba me compraba un blister o cada dos, me encantaban todas las novedades de Alquimistas, tenía una variedad muy grande de miniaturas. Con el tiempo empecé dos facciones más, los Grifos de Akkylania y los Devoradores de Vile-Tis, estas dos facciones las empecé poco a poco y los Grifos fueron la segunda facción por excelencia, ya que también me gustaban mucho las miniaturas y no eran tan caras como los Devoradores por su gran tamaño.


Además de ir los viernes y sábados a la tienda, quedábamos algún domingo para jugar en mi casa algunos, para matar el mono, como si no fuese suficiente. Por lo tanto la comunidad que teníamos formada era muy activa en juego, luego había otros factores que no era tanto, como por ejemplo la pintura o en algunos casos el montaje...Pero había de todo y había gente que sabia pintar muy bien para sus tempranas edades.


Luego pasado un año de C3 se celebró el primer torneo que se jugaría en la tienda a la que íbamos, gente de todo Madrid y alguno de Toledo (creo recordar) venía para participar y pasarlo muy bien, como ya os hablé de los torneos que había disfrutado, solo os comentaré que participé en 2 de los 3 torneos que presencié y fueron unas experiencias muy buenas. Con el tiempo empezó a decaer el ánimo de jugar todos los días y probamos cosas nuevas, no todo era Confrontation llegado cierto momento y los juegos de cartas empezaron a suplir los maletines en la parada de autobús, más rápido, más cómodo y más barato supongo.


Después Warmachine invadió nuestra tienda y poco se pudo hacer ante un sistema tan divertido y bueno que con un starter de 30 o 40 euros podías jugar muchas partidas...La verdad es que eso junto a las cartas fueron alejándonos cada vez más de la marca francesa y no sé si fue en el 2006 dejamos unos cuantos de ir a la tienda por motivos de la edad adolescente y atontada que te hace dispersarte en otras cosas, no me salvo de la situación del suplemento de Dogs of War que no pude disfrutar mucho con él. Por lo pronto dejé guardadas las miniaturas en cajas y estuve tentado en venderlas varias veces por el simple hecho de que no sabía qué hacer con ellas, porque estaba otras cosas. Menos mal que no lo hice.


No sé si fue dos años después en el 2008 cuando me dijo un amigo de pasadas que Rackham pasaba su gama de miniaturas a plástico, ahí me dio pena porque sabía que eso no iba a funcionar o por lo menos que no era lo mismo, no porque fuese plástico, sino porque era miniaturas de plástico mal esculpidas y prepintadas, vamos juguetes casi. Pero el problema no era solo ese, sino que con Confrontation 4 se hizo una mezcla de sus dos juegos de miniaturas, Confrontation fusionado con Ragnarok, algo que cambiaba su estilo de juego y por ello muchos jugadores veteranos abandonaron la marca...


En 2010 cayó la empresa por la mala gestión de todo lo que habían realizado en esos dos últimos años, una pena y una desgracia para muchos amantes de las miniaturas bien hechas y de los que buscábamos algo diferente a GW. Con el tiempo hemos visto que esta empresa francesa abrió los ojos y el camino para nuevas empresas pequeñas, que quería ofrecer algo diferente a los ingleses de GW, por lo que la mayoría de los juegos actuales que hay en el mercado de tipo escaramuzas, son posiblemente gracias a Rackham y Privateer Press con sus juegos de Warmachine y Hordes.


Me quedo con lo positivo del asunto, que es el momento dorado de Confrontation pude vivirlo y puede que por eso valoré tanto sus miniaturas como su sistema de juego C3. En la actualidad hay juegos muy buenos, pero Confrontation fueron los pioneros en darle originalidad a sus facciones pese a que la gente no salía de GW para nada. En el grupo de jugadores teníamos una variedad de bandas en la última etapa bastante impresionante, éramos casi una docena y poseíamos estas bandas:


Más tarde volví con las reglas fan made, pero eso ya os lo contaré más adelante, la imagen que mejor representa esas vivencias que tuve aquellos años es esta:


4 comentarios:

  1. Qué recuerdos!

    Yo empecé en el mismo gracias a un amigo, que un día me mostró un par de Wolfen que se había comprado...

    De ahí a comprarme yo el pack de inicio (el de Wolfen con Onyx y Dirz con Ysis) y comprar toda la colección de Wolfen... fue todo uno jejeje

    Cómo echo de menos éste juego

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese pack inicial estaba bastante curioso sobretodo por Onyx, el otro ya con el pack de Predators daba mas miedo aun jajaja.
      Si aun conservas esa coleccion es una joya de muchas miniaturas de gran tamaño y calidad, espero enseñaros pronto mi coleccion entera pegada aunque sea, ya que pintar mas de 300 miniaturas a dia de hoy se me esta haciendo largo... Pero bueno, la cuido con mimo igualmente.

      Un saludo ;)

      Eliminar
  2. La historia es calcada, includo en tiempo, a nuestro grupo en Almería, solo que éramos 9 y, muchos con dos bandas.

    Luego, cambia Confrontation por Infinity....y me pasó exactamente lo mismo, nos cambiamos al salir C4.

    Francamente, después de los juegos de GW e Infinity....Confrontation C3 y C3.5, me parecen los mejores juegos de miniaturas que ha existido.

    Aún miro con cariño mis Enanos de MidNor que tengo guardados como un pequeño tesoro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra leer que hay gente con la misma historia, una historia que se recuerda con cariño y que siempre esta ahi para poder intentar emularla para volver a soñar despierto. Pues estoy contigo que con Infinity se puede hacer mucho, de hecho creo que es una de las marcas con mas nivel que hay ahora. GW para gustos los colores, el sistema divertido las minis depende lo que te interese, pero si esta claro que estas empresas han marcado nuestro crecimiento en el hobby.

      De vez en cuando saca los enanos para quitarles el polvo y pintar alguno o admirarlos o mostrarlo a algun amigo.

      Un saludo.

      Eliminar