jueves, 10 de abril de 2014

Escalada de Kensei: ejército Sohei completo


¡Hola a todos! hoy os traigo una entrada muy especial porque como habéis podido ir viendo en estos meses mi otro blog Tijeras y Cartón ha sido protagonista de la evolución de mi ejército pintado de Kensei, un ejército completo de la facción de Sohei, por lo que sin más os muestro las unidades en conjunto e individualmente para que conozcáis su trasfondo, el trasfondo del clan podréis leerlo aquí




Héroes:


"Daito era el único hijo de Hasseku, el cual confiaba en su hijo para ceder su pequeño clan y que siguiera con la tradición y conocimientos de la familia, aun así ciertos cambios como la alianza con los monjes Sohei y la formación militar a aldeanos para que ayudaran en el combate no le habían agradado al anciano. Pese a estos resquemores de su antecesor, Daito contaba con todo el apoyo del clan, le admiraban, era un valiente guerrero y bastante inteligente, menos tozudo que su padre, por ello había decidido parlamentar con los monjes dejando sus ambiciones a un lado por el bien del clan.

Aun que era un samurái joven, su nivel en las artes marciales y sus conocimientos sobre la cultura eran impresionantes, era el líder más preparado que había tenido nunca el clan y por ello pensaban que el haría crecerlo de nuevo después de vivir una etapa de decadencia. Quizás su único punto malo era las malas relaciones que tenia con Tanako, con el cual desearía batirse en duelo para matarlo de una vez por todas, pero por el bien del clan guardaba prudentemente las formas en su presencia, esperando el momento para acabar con su rival y aliado..."


"Un joven inquieto y ambicioso que fue adoptado por los monjes del templo Ho, los cuales lo aceptaron como un hermano más sin saber quién era ni de donde procedía. Este chico empezó a destacar tanto en las artes marciales como en los conocimientos técnicos, su ambición podía con todo y no cesaba en su esfuerzo constante por progresar, su meta era ser lo más útil para el templo y sus hermanos. 
Cuando el líder de los monjes murió por su longeva edad, el ya adulto Tanako se hizo con el mando del templo sin objeción ninguna de sus hermanos, ya que todos sabían que era el elegido por lo que se sintieron seguros bajo su liderazgo. Todo iba bien, pero unos años después tuvo que enfrentarse al periodo más complejo del templo, la llegada de unos samuráis, los samuráis del clan Haiko, al principio no quiso aceptarlos pero tras ver grandes esfuerzos por el clan samurái para mostrar su buena voluntad y por el consejo de los monjes tendió la mano a los nuevos aliados.
Después de unos años junto al clan Haiko, el monje Tanako sigue sin estar del todo confiado con su presencia, por lo que suele investigarlos y forzar situaciones para comprometer su lealtad y demostrar que no todas sus intenciones son buenas. El representa la esencia del templo donde se crió."


Unidades:


"Jo es el monje más grande de todo el templo Ho, su cuerpo es más grande que dos hermanos suyos juntos, es una persona sin liderato, pero debajo de ese aspecto compasivo y paciente, se encuentra un peligroso guerrero que lucha por la justicia y por los suyos. Normalmente utiliza su gran cuerpo para ayudar en las tareas que requieren fuerza bruta, pero Jo no solo es musculo también enseña a los niños el arte de la concentración, un arte que ha desarrollado más que su propia fuerza y que le otorga una gran ventaja a la hora de combatir. 

No es una persona que le guste mucho el combate como a su hermano monje Tanako, pero el siempre intenta entender lo que su líder y compañero intenta hacer por el bien del templo y del resto de la comunidad, su fe en él es absoluta y sabe muy bien que debe proteger los saberes ocultos del templo Ho. Sus votos como monje son sagrados y los cumplirá hasta el final de sus días, hasta que su alma se convierta en árbol y pueda resguardar la tierra de la lluvia."


"Los monjes Sohei son la última protección de los fieles que componen el templo Ho, desconfían de sus aliados y para muchos considerados hermanos del clan Haiko, pero existe una rama fanática de parte del monje Tanako, el cual defiende su posición en contra de los samuráis. 
Tanako entrena bastante duro a sus hombres, los cuales son bastante diestros y resistentes en el combate, pero son vulnerables en algunos aspectos como el disparo, por lo que han agradecido con el tiempo que el clan Haiko se ocupe de esos asuntos que desagradan a los monjes, los cuales prefieren enfrentarse cuerpo a cuerpo. 

Con el tiempo muchos monjes se han especializado en diferentes armas cuerpo a cuerpo, algunos como los Ikame Bo son los monjes más admirados por su destreza y fuerza, los cuales acompañan siempre al ejército para apoyar las cargas y acabar con el enemigo de una manera más rápida. Tanto por el apoyo del clan Haiko y sus héroes como Tanako, los monjes Sohei se ven capacitados para custodiar sus tierras y proteger los secretos que aguardan en el interior del templo Ho."


"El clan Haiko se dio cuenta que necesitaba aumentar sus filas en el ejército para poder vigilar bien las tierras en las que los monjes Sohei habían dejado que viviesen, por ello reclutaron algunos campesinos para enseñarles el manejo del arco. La idea fue clara, los samuráis eran celosos de mostrar el combate cuerpo a cuerpo a un simple campesino y que pudiesen ponerlos en aprietos si había una revuelta, por lo que los enseñaron a disparar con arco. 
La estrategia era sencilla cada aldea tendría una unidad de arqueros, los cuales si veían algún enemigo dispararían varias veces para dar tiempo a que los demás campesinos se protegieran y que algún emisario pudiese avisar al ejército del clan para ir en su ayuda. La idea pareció agradar hasta los monjes, pero algo que no podían soportar los monjes es que  los ashigaru fueron armados y vestidos con la estética del clan en vez de usar la estética sencilla de los monjes, esto causo alguna protesta, pero se quedó en nada cuando se habló entre los altos cargos de los dos sectores de la población. 

Los ashigaru serian por lo tanto una unidad más dentro del seno del clan y en las grandes batallas serian llamados para luchar junto a los samuráis."


"Los samuráis del clan Haiko son una unidad muy determinante en el combate pero también son importantes en la estructura del ejército, esto es debido a que cuando el clan abandono su tierra natal, solo acompañaron al Daimyo un grupo de samuráis, el resto de campesinos se quedo en esa tierra, por lo que Hasseku aprendió la importancia de aquellos hombres que habían decidido arriesgar todo para acompañarlo a él y a su familia. 
Aparte de formar la vanguardia del ejército, son pequeñas unidades que consiguen moverse rápidamente por el campo de batalla para realizar ataques sorpresa a los enemigos que se encuentran en combate contra una unidad aliada. Con el tiempo, han sabido combinarse bien con los monjes y realizar ataques conjuntos desde diferentes ángulos del campo de batalla para encerrar y aniquilar al enemigo.

Pese a que son una unidad determinante, son bastante vulnerables debido a que la mayoría de las veces el enemigo pretende acabar con ellos poco a poco mediante disparos a distancia para que no lleguen al cuerpo a cuerpo, esto hace que deban empezar desde más atrás y lleguen más agotados al cuerpo a cuerpo. Después de unos años de entrenamiento conjunto con los monjes del templo Ho, han aprendido a mejorar su rendimiento en el combate, gracias a altas dosis de entrenamientos duros tanto físicos como mentales."




Espero que os haya gustado el ejercito, he aprendido bastante pintando las miniaturas, me ha encantado crear todo este trasfondo para personalizar mi ejercito, por lo que espero que disfrutéis leyéndolo y con las fotos, así que hasta la próxima aventura samurái.

¡Banzaiii! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario