jueves, 28 de mayo de 2015

Supreme Commander 2 (videojuego)


La temporada de vicio con el PC está de vuelta, he conseguido invertir una serie de horas a la semana a los juegos que siempre me divierten y esta vez son la mayoría de estrategia, por lo que he entrado en una dinámica que mi nivel de inversión en partidas es bastante intensa en poco tiempo, pero agradezco el chute de diversión. Esta vez le toca el turno al juego que más me ha sorprendido de los que estoy jugando, Supreme Comander 2, un juego futurista de estrategia que posee un potencial de armas muy nuclear...



El juego tiene una táctica algo más avanzada que Starcraft pero con una estética parecida, solo se pueden usar naves y vehículos, pese a que se echan de menos usar tropas a pie lo compensa todo cuando puedes usar Mechas o lanzar misiles nucleares a tu adversario. La dinámica es como cualquier juego de estrategia de ese tipo, creas tu base, consigues tus recursos y a formar un ejército y mejorar en tecnología para descubrir nuevas tropas.


Pese a la sencillez del tema, su argumento dividido en varias partidas en la campaña hace que te amenice el contexto y te especialices en una de las tres facciones. Si, solo tres facciones, se queda corto, pero el nivel tecnológico de cada uno es muy diferente y su estrategia está muy separada, algo que hará disfrutar de más horas para conocer bien cada uno de los grupos.


La campaña como digo es más introductoria, ya que hace un recorrido del personaje por los tres grupos y deja ver que su nivel de complejidad es más una excusa para meterte en una campaña muy sencilla pero bien trazada. Por lo que si no queréis aprender a jugar con cada facción con la campaña, no os la recomiendo si sois fans de las grandes tramas o dificultad de misiones bastante alta...No es el Warcraft 3 por ejemplo.


Otra faceta que tiene muy interesante es el nivel de competición, gracias a su sistema, nos deja la posibilidad de jugar partidas contra amigos o rivales de un nivel de competitividad bastante bueno, se necesita muchas horas para dominar cada facción, por lo que si quieres partidas con muchas variantes es un juego que te puede interesar.


En general me ha gustado mucho, lo seguiré jugando durante más tiempo, pero no sé si lo que más me gusta es la estética, lo diferente de cada partida o la diversidad de opciones que tiene en cada momento del juego. Es barato, sobretodo en época de ofertas, cumple con la mecánica de los juegos de su estética y a mí personalmente me ha ocupado el cupo de juego futurista a gran escala por una larga temporada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario