lunes, 6 de julio de 2015

Miniaturas y paciencia condenadas a entenderse


Estamos en verano y una entrada con algo de humor no viene mal, sobretodo con la que está cayendo en la calle y en GW...Algo que todos hemos vivido con las miniaturas de metal en especial son las caídas y esta entrada es un poco homenaje a todas esas miniaturas "muertas en combate".


Muchas veces tenemos accidentes tontos que provocan que la miniatura acabe divida en mil cachos, que la pintura se desconche o que se deforme por algún accidente casero...Todas esas vivencias son parte del día a día, pero suelen reflejarse con más fuerza en las miniaturas hechas de metal y formadas con varias piezas.

Nuestro masoquismo es tal, que aunque sepamos que estas miniaturas son más vulnerables que las de resina o plástico, no dudamos comprar más, porque siempre se piensa que no pasa nada si se desmonta, al fin y al cabo se vuelve a montar y ya, el problema es cuando pasa de verdad y tienes 0 ganas de montarla o repintarla.

Partidas, exposiciones, mal guardadas, las miniaturas sufren constantemente en cada momento que por azar o por mala suerte acabas con el trabajo y cariño que habías depositado en cierta miniatura. En partidas los dados, el metro o cualquier ropa que se enganche con alguna miniatura precipitándola hacia el suelo puede convertirse en un accidente mortal...La partida ya no es igual, la vida empieza a perder sentido, todo un disfrute vamos... 

El trasporte y el almacenaje también suelen ser propulsores de accidentes, los maletines, las cajas, las rotondas, los frenazos...He visto volar en algún frenazo del coche los sueños, pasiones e ilusiones de un friki mientras veía su miniatura caer desde el salpicadero, todo un drama que pocos ajenos a este hobby podrían entender. 

Por todos estos males, ahora que empiezo a coleccionar miniaturas de resina y tengo unas cuantas de plástico me siento muy cómodo con ellas, ya que aunque estén pintadas y se piquen algo en alguna caída, no puede ser tan desastroso como las de metal. 

Para terminar os cuento una situación peliaguda que sufrí hace unos días, para que veáis cual es el tipo de situaciones violentas que violentan a un friki y no solo por la subida de los precios de una marca...Una mañana de verano con 40 grados dejo recién imprimadas unas miniaturas al raso, encima de una mesa para que no sufran el ataque de ningún felino que pasara por ahí, cuando vuelvo a las horas me encuentro que esta todo en el suelo destrozado porque un ciclón ha pasado por ahí y ha tirado una caja con unas cuantas miniaturas de metal. 


¿Quién se cree esto? El resultado es el resultado y obviamente no pienso pegarlas hasta que se me pase el cabreo...Y vuelta a empezar, hasta que vuelva a pasar.

2 comentarios:

  1. Algunos tenemos la suerte de tener garajes cerrados.... Mi problema siempre fueron las unidades voladoras en peanas de metacrilato, si no era en el transporte, durante la partida siempre había alguien que les daba un "viaje". Por eso me metí con eldars oscuros... XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que listo con los Eldars y sus motos...XD El tema del garaje es un problema porque dejas una peste a pintura que dura mucho tiempo y no pense que hubiese viento en un dia asi...

      Un saludo.

      Eliminar