martes, 8 de diciembre de 2015

Batalla frente al espejo


Viviendo una larga vida como aficionado a los wargames he sufrido varias etapas con las miniaturas, se podría decir que me encuentro en la más peculiar de todas, pero creo que no soy el único y esto hace que quiera compartir mi manera de vivir ahora mismo el hobby, ya que creo que puede ayudar a muchos que no pueden o no saben cómo sacar el mayor partido a sus miniaturas.

Antes de escribir esta entrada la iba a titular "Yo, yo mismo y los wargames", pero creí que el título final era más representativo, ya que la gente que me conoce en este mundillo sabe que actualmente juego muchas partidas en solitario y parece que como un general en decadencia me gusta recrear eventos, escaramuzas o simplemente sacar a pasear las tropas, por dar uso a todo el material que tengo.

Sí, habéis oído bien, muchas veces juego solo, desde hace unos años disfruto bastante con mi imaginación, mis miniaturas y los escenarios que represento, empecé probando bandas hace años, luego porque no tenía mucha gente con quien jugar y finalmente porque no quería jugar con gente que no me agradaba como compañía de juego y estropeaban la parte bonita del hobby. Quizá a mucha gente no le entre en la cabeza, pero otros que se encuentran en una situación parecida sabrán de lo que hablo, no tener una tienda cerca, no tener un grupo que le guste jugar cada poco tiempo o simplemente que los pocos jugadores que conozcas sean mal perdedores o mal ganadores, que solo busquen ganar y no jugar para disfrutar.

Con el tiempo he podido desarrollar campañas, partidas que en muchas veces sería muy complicado jugar salvo si tuviese alguien viviendo conmigo o que pudiésemos compartir mucho tiempo libre, pero gracias a mi capacidad de abstracción he podido disfrutar de todo eso, darle disfrute y rienda suelta a mi imaginación. ¿Esto remplaza al agrado de jugar con amigos? lo dudo, creo que es un complemento, algo que permite que tus miniaturas no mueran o acabes asqueado u olvidando el hobby.

Conozco unos cuantos jugadores casual que podría darles la tabarra para poder jugar con ellos de vez en cuando, pero solo un par de ellos me hacen disfrutar de su compañía y su manera de entender una partida, que es parecida a la mía. El problema es que el tiempo cada vez es más limitado, la distancia frustra muchos planes e incluso si otros amigos de otras regiones de la península me invitasen seria genial pero la inversión de tiempo y dinero lo haría muy anecdótico las veces que podría hacer esos viajes.

Creo que este comportamiento es algo normal, después de que la evolución de este hobby a diferencia de los juegos de mesa a cambiado a peor, ya que antes era más social, ahora se ha vuelto más endogámico y por ejemplo en Madrid hay pocas tiendas donde se pueda jugar, así que la opción es entrar en alguna asociación o club para poder jugar con otras personas, algo que supone invertir dinero todos los meses y no te asegura el encontrar a la gente con la que te apetece jugar, aun que sí que es verdad que el ambiente en las asociaciones es más productivo y sale más el: jugar por jugar; para realizar campañas y eventos más interesantes.

Para los que les suene muy raro, pensar que hay mucha gente que juega contra inteligencia artificial en videojuegos ¿Por qué iba a ser inferior vuestra cabeza a la hora de representar una batalla? al fin y al cabo cada turno es diferente no solo por la estrategia si no por las tiradas de dados. Quizá al principio os parezca raro pero una vez pasados los prejuicios seguro que os da alguna satisfacción pequeña y os mata el gusanillo de vez en cuando hasta que podáis jugar con los amigos.

Probar a crear cartas de eventos para hacer algo más alternativa la actividad del "rival", junto a que penséis en bandas o ejércitos diferentes a los que te gustaría usar, para probar escenarios y representaciones más fieles a un entorno trasfondístico que una simple competición. 

8 comentarios:

  1. Te entiendo perfectamente, yo no tengo ni he tenido grupo de juego, ni me gustaban los que me iba encontrando, tan sólo jugaba con mi hermano y con algún colega (que resultó un tramposo) y cuando me desplazaba a algún torneo. Y los últimos años ni eso, porque cada uno está con su familia, los niños son pequeños y requieren muchas atenciones, en fin, que no juego. He de decir que se me ha pasado por la cabeza jugar en solitario alguna vez, pero por no montarlo y desmontarlo todo yo solo no lo he hecho. Ahora ando barajando iniciar a mi hijo mayor en las miniaturas y creo que empezaré con El Space Hulk, que es muy sencillo y es de tablero. Si no tienes compañeros de juego, pues a criarlos, cuesta más pero los haces a tu imagen y semejanza jejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tuyo es el plan perfecto XDDDD, tu casa, tus miniaturas, tus reglas y tus jugadores elegidos jeje. Espero de verdad que tu hijo aprecie el hobby que tanto disfruta el padre, porque eso seria una suerte para los dos.

      En mi caso muchas veces he pensado que ciertas campañas o se hacian en epocas de instituto con tus amigos en vacaciones todos encerrados en un garaje o si tenias hermanos y les gustaba tambien el hobbby. El problema esta luego cuando tienes una edad que no tienes tiempo ni para el dia a dia...Por eso yo juego con mis sombras XD.

      Eliminar
  2. Que bueno xddd el articulo. Los de 1650 que la están liando ahora xdd es cierto q tienen un sistema para jugar tu solo en plan juego de mesa con acciones aleatorias de tus enemigos bastante interesante.
    El tema es q te lo tienes que currar mucho para crear ese sistema en juegos que no lo tienen.

    Eso lo hacíamos de peques... es muy bueno que tú aun conserves ^^.

    Yo veo que no hay chavales que sigan con esto. Al final será algo muy marginal, de coleccionista raro xddd...

    Sin embargo el juego de mesa que es más rápido acaparará al amante de la miniatura para juego pq cada vez las hacen mejores. Y el resto sera coleccionismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que es curioso porque lo hable con Isra(Tercio Creativo) en un Desafio Wargames y me comento que desarrollaron esa opcion de juego en solitario porque les recordaba a los libros de rol antiguos de sigue la aventura creo recordar y porque alguno podria servirle, en este caso a mi.

      Tengo suerte ya que tengo un poder abstracción alto en este aspecto y mucha imaginacion, por lo que puedo jugar perfectamente y no me parece raro ni aburrido, eso y unido a una serie de reglas de casa que tengo para que el "rival" sea algo mas "random" me permite jugar muchas partidas hasta que puedo quedar algun mes con algun colega.

      Las peripecias de la vida XD.

      Eliminar
  3. Es algo que pasa con mucha frecuencia: la falta de tiempo o de puntos de encuentro para jugar siempre es una barrera.

    Pero que sepas que seguro que hay grupos de apoyo para esto... XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wargameros anonimos, conozco unos cuantos que les vendria bien o los coleccionistas sin fronteras :P

      Eliminar
  4. Yo llevo unas cuantas semanas explorando el universo one player de nuestro hobby. Juego todas las semanas con gente, pero existen juegos interesantes también pensados para un solo jugador, pero de cartas.

    Tener un buen grupo de juego es un tesoro y por desgracia en este hobby hay mucha gente que por A o por B desanima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo contigo con que un grupo de juego es un tesoro, pero aparte de echar partidas con los colegas, se puede hacer una partidilla de vez en cuando para matar el gusanillo, es un complemento mas que nada o para representar algo que no da tiempo o no puedes con tus amigos como un escenario gigante o esepcial.

      Un saludo.

      Eliminar