viernes, 30 de marzo de 2018

Marco Polo (serie)



Desde hacía un tiempo quería recomendaros esta serie, una serie hecha por la plataforma Netflix que no sé muy bien si ha sido muy conocida en España porque ya lleva dos temporadas, pero la verdad es que me puse a verla el año pasado y este la he terminado, una serie diferente que me ha entretenido unas cuantas horas.



La serie trascurre en la época del último gran Khan, en el Imperio Mongol, esta historia tiene un testigo que participa en ella, el es Marco Polo, un hijo de un comerciante veneciano, hasta aquí podríamos decir que estamos ante una serie histórica y poco más. Lo bueno es que el protagonista de la serie no tiene tanta importancia como el Khan o el canciller de la China Song, en ese punto se hace algo especial.


La serie me parece un tributo a toda la cultura de Mongolia que se intentó borrar de la historia, todas sus hazañas y sus construcciones, envidiados por todos pero también temidos. Algo que hizo más impresionante lo que se consiguió por un pequeño pueblo nómada del norte de China, a nivel estético es impresionante, se ha cuidado mucho todo el decorado, las ceremonias y las formas de actuar de cada cultura representada en la serie.


Acompañado de un cuidado histórico que a lo mejor puede ser deformado para buscar impresionar al público como pasa en Vikings. Pero al fin y al cabo esta bastante bien en líneas generales, da una idea previa al espectador que seguro que corre a buscar más información sobre la historia de esta región del mundo, que pese a estar lejos de Europa hizo temblar hasta los cimientos del Vaticano de puro miedo.


Los problemas típicos de estas series los he encontrado como en todas las de hoy en día, sexualidad primitiva que nos roba horas de posible calidad de la serie en interés de saturar nuestros ojos con sexo y más sexo gratuito. Un protagonista carente de personalidad o incluso de decencia, ya que es tan vacío como el buenismo que intenta mantener en cada escena, pero esto no es un problema porque los otros dos personajes que he citado antes ensombrecen al joven moralista.


Pese a todo me parece una serie cargada de emoción y buena trama, dos temporadas muy entretenidas que se disfrutarán casi del tirón, una serie recomendada si quieres algo de acción y te interesa la cultura asiática a grandes rasgos. Existe un capítulo especial sobre un personaje que aporta el toque Tigre y Dragón pero no aporta mucho a lo contado y es más de relleno aun que esta entretenido, a lo largo de los meses de verano publicarán la tercera temporada al parecer. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario