El Gran Imperio Otomano



Desde hacía unas semanas, no frecuentaba mucho Netflix, no tenía serie que seguir y un par de desilusiones me habían dejado frio en este asunto de apalancarse en el sofá, hasta que me encontré con una serie histórica que me llamo la atención. 

Mehmed II

Si, de turcos va el tema. Para mi desgracia el Imperio Otomano es una nación que pese a durar tanto fue tapada y maltratada como lo fue el Imperio Austriaco, curiosamente dos de los imperios o naciones como lo llamaríamos ahora más abiertos al multiculturalismo de verdad, donde vivían gentes de todo tipo de etnias, culturas y religiones. Estos dos Imperios que se enfrentaron en el pasado por su cercanía geográfica fueron el lugar de paz y desarrollo de muchas culturas pequeñas, que luego en el resto del siglo XX fueron perseguidas y machacadas en muchos casos.


Historia aparte, esta mini serie de 6 capítulos, hecha en Turquía está tratada con un formato parecido al canal Historia, mitad ficción y mitad documental histórico. La parte interpretativa es bastante buena, pero la parte de historiadores narrando algunos apartados de la historia del asedio a Constantinopla te hacen profundizar rápidamente en los personajes y sus motivaciones.

El Emperador Constantino XI

En efecto, la serie se traslada a 1453, año en el que un joven sultán otomano intenta acabar con lo que quedaba de la antigua Roma y hacerse con la ciudad más importante de la época, que era Constantinopla. Esta ciudad representaba muchas cosas, entre ellas el último terreno cristiano en esa zona gobernada por musulmanes. 

Defensas genovesa y su líder Giustiniani.

Como todos sabemos, este evento fue vital para el cambio de época, al igual que el descubrimiento de América o la creación de la imprenta en Alemania. Estos tres hechos revolucionaron el mundo y casualmente del Imperio Otomano no nos cuentan nada en los colegios de España...Por lo que os incito a que veáis esta serie y si tenéis tiempo indaguéis más en este periodo histórico con algún libro de Historia Universal. 
 
Asedio.
La serie no os dejará indiferentes, es rápida, interesante y no va a defraudaros, además para los amantes del juego 1816 wargame, podréis entender más las motivaciones del Imperio Otomano y su forma de combatir tan temeraria.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Wargames historicos

Tyler Rake (película)