Adom: planeta Micra

El cuarto planeta del sistema Adom es Micra, un pequeño planeta que es usado con carácter burocrático, dicho planeta no guarda más que una gran biblioteca del administratum, miles de servidores y esclavos custodian, organizan y califican toda la información de los 5 planetas, desde el día que se colonizaron hasta la actualidad.


La biblioteca se llama Atlas, un inmenso edificio de miles de kilómetros que se elevan en un terreno abandonado a su alrededor, Micra es un planeta muy frio, no supera los -30 grados de temperatura en ningún momento del año, nadie vive ahí salvo algún estudiosos que pasa una pequeña parte del año estudiando algunos pergaminos o libros sagrados. El planeta tuvo una serie de intentos de crear ciudades por los colonos, todos desistieron y la ciudad más cercana a Atlas fue Megaton, una alargada ciudad que está en ruinas, se supone que ya fue saqueada y que no queda nada de valor, pero nunca se sabe, si quedará algo interesante que encontrar entre esos edificios vacíos.

El resto del planeta son kilómetros de frio hielo y nieve, mononoto, silencioso y oscuro, llega poca luz de la estrella y los días son cortos en comparación con las noches. La vida no hubiera sido muy apasionante en estos lugares si Megaton u otra ciudad hubieran resistido a la inhóspita hospitalidad del planeta.

Atlas tiene distintas secciones que visitar, los servidores guiaran a sus visitantes previo aviso de su visita, nunca estarán solos y cualquier extraño acto será notificado al gobierno de Adom. Pero si se posee una acreditación podrá encontrar manuales de árboles genealógicos de miles de años, dinastías familiares petrificadas en estas estanterías, eventos pequeños o de gran importancia, una cantidad de información que se amplía con la información ambigua y muy limitada sobre Terra, los Primarcas o incluso lo que paso en la Herejía de Horus.

Aun así solo unos pocos privilegiados pueden acceder a esta gran biblioteca, que por otro lado también sirve como centro de administración sobre los diezmos y los deudores más perseguidos. Ningún personaje extranjero podrá infiltrarse en este lugar para robar información o destruirla, los sistemas de seguridad son avanzandos y un comando de soldados de elite saldrá desde Colosus en cuanto tenga notificaciones de ataques enemigos.

Este pequeño planeta con una fortaleza de la información clavada en sus heladas grietas ha permitido que la aristocracia de Adom este tranquila, ya que su información tan valiosa para su ego permanezca protegida por los siglos de los siglos. Lejos de las grandes ciudades o de las revueltas en las zonas rurales, Micra es un buen rincón para aislarse retirarado lejos de todo, aunque esté completamente helado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Wargames historicos

Equinox (serie)

Adom: Phidias el Vagabundo