Los malvados y los malditos (Warhammer Horror)


Games Workshop creó dos categorías de libros "exóticos" que salían de la norma, creando otro punto de vista de los trasfondos típicos de batallas masivas, acercando al fan a unos lugares no tan visitados, uno de ellos fue Warhammer Horror y el otro Warhammer Crime, ambos abarcan dos géneros que venden mucho fuera de este universo, pero siempre hay que tener cuidado con como se adaptan ciertas temáticas en productos ya muy definidos y encuadrados.


El universo de Warhammer 40k tiene un montón de libros exitosos, muchos de ellos se encuadran en la Herejía de Horus que discurre en el 30k, pero otros como los inquisidores Einsenhorn y Ravenor tienen muchos fans, al igual que los Fantasmas de Gaunt. Pero ha habido intentos menos exitosos de crear sagas nuevas que potenciaran otras historias como la Saga de la Bestia, que ya expuse que a mí me parece mucho más floja que estas otras sagas. Sin embargo las de los marines espaciales sí que han funcionado bien, los Lobos Espaciales, Ultramarines, Ángeles Sangrientos...tienen todos sagas que se vendieron muy bien.

Bueno, retomando la reseña del libro de horror en el universo de Warhammer 40k, Los malvados y los malditos es un libro que reúne tres relatos largos, que están enlazados, hecho por tres escritores diferentes y eso puede ser un fallo o un acierto, depende...

El primer relato es la historia de un comisario en el frente, lleno de trincheras, combates y mucha espera, para mi es el más interesante, pero los otros dos...como decir, ni voy a decir de que van, porque casi me horroriza lo descafeinados que son, existe un tecnosacerdote del mechanicum y una guardia imperial, los tres personajes convergen en un mundo cementerio, pero no tiene mucha unión las tres historias salvo ese lazo...

Digamos que es un libro que no recomiendo para nada, no es ni entretenido, es un conjunto de rellenos que no te aportan mucho en el universo de 40k. Directamente no existe la atmosfera de terror, los relatos te hacen desconectar mucho de la trama por la falta de incentivos al lector, es algo bastante vago, como si fuese simplemente un producto para vender y poco más.


Muchos diréis que las novelas de Warhammer son simplemente ocio enlatado, pero a mí personalmente me ha traído buenos momentos, me han entretenido, no pido mucho más, pero es que esta no da nada de eso, por lo que ha sido un poco frustrante leer la primera novela traducida de la serie de Warhammer Horror. Es una pena, porque tenía fe en estos libros, sobre todo creo que pueden tener historias muy interesantes, como recuperar esos entornos tenebrosos de no muertos en Warhammer Fantasy, en fin, veremos cómo evolucionan los nuevos títulos, pero yo ya lo miraré de reojo y sin interés. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Wargames historicos

Adom: La misión de Tanikka

Confrontation de Rackham