miércoles, 14 de marzo de 2012

Informe de patrulla: En tierra de nadie (Altos elfos vs Skavens)



El día nueve empezaba, era el día en el que la patrulla elfa volvía a su hogar, habían estado explorando un terreno muy grande dentro del viejo mundo y debían volver ya, porque tenían información suficiente.
Todos estaban muy frescos y relajados, habían tenido alguna aventura y ninguna perdida. El ambiente era perfecto, hasta que se percibió la presencia de algunas criaturas malignas cercanas.

En efecto, tras explorar las inmediaciones, vieron un antiguo templo sigmarita que habían construido hacia tiempo los humanos, pero había sido abandonado. En sus alrededores había un montón de Skavens cavando y arrastrando unas piedras grandes de color verdoso. Parecía extraña la presencia de los ratidos por la zona, pero no podían dejar que se saliesen con su plan, ya que no sería la primera vez que conspiraban contra el Imperio o su nación de elfica.

Por lo tanto se aproximaron y cargaron contra ellos una vez que estuvieron más visibles. El problema fue que no habían calculado bien el numero de fuerzas y había muchas más ratas que elfos y les acompañaban 3 grandes Ratas Ogro que habían dejado de cargar con las piedras para disponerse a defender lo que sus amos les ordenasen.


Primer informe de patrullas, que publico después de probar las que para mi han sido unas reglas muy entretenidas.
La batalla fue a 500 puntos entre Altos elfos y Skavens, hubo mucha emoción y mucha igualdad. Las listas son las siguientes:

Altos elfos:
-noble con armadura dragón y espada a dos manos.
-15 lanceros con grupo de mando.
-14 lanceros con grupo de mando.
- 8 arqueros.

Skavens:
-Caudillo + arma a dos manos.
-28 guerreros con escudo y grupo de mando.
-20 guerreros con escudo y grupo de mando.
-Ametralladora.
-3 ratas ogro+ maestro.

1º turno:
Los Skavens se veían superiores en número y aprovecharon para hacer un movimiento más amplio con el que poder cerrar a alguna unidad en un futuro turno. Pronto se vio que si podría ser correcta la idea del general Skaven.




Las Ratas Ogro se habían hubicado muy cercanas a los lanceros y en el siguiente turno se verían las caras.



2º turno:
El caudillo Skaven animaba a sus tropas para ir cargando, pero se encontró otro panorama, mientras que sus guerreros del clan huían por los ataques tan mortíferos de los elfos, él intentaba reagrupar al regimiento, pero le era imposible. Todo el ejército se encontraba en desbandada tras la primera colisión de las dos patrullas. Todos salvo la ametralladora Skaven que cubría la huida de los suyos.




3º turno:
Tras el primer combate entre elfos y Skavens salía solo un claro ganador, el maestro Skaven conseguía enderezar a las Ratas Ogro que habían perdido un miembro de su unidad a manos de los lanceros que habían cargado ferozmente. Esta unidad había sido la única que había finalizado la huida, los otros dos regimientos de guerreros del clan seguían corriendo hacia alante desesperadamente.



Viendo este panorama, el general Alto elfo se dispuso a rematar a todas las unidades para acabar rápidamente la matanza. Los lanceros habían intentado perseguir a sus enemigos skavens hasta el final del mapa, pero se habían quedado a unos pocos centímetros. La otra unidad de lanceros sin embargo había cargado a la molesta dotación de ametralladora y los había aniquilado de un corte limpio por parte del noble elfo, pero no antes de haberse llevado unos cuantos elfos por el camino.

4º turno:
Tras avanzar los arqueros que habían realizado pocos disparos, se pusieron en una posición mas aventajada para poder optar a dar apoyo a sus hermanos, los cuales estaban de nuevo en el combate cuerpo a cuerpo. Los guerreros del clan que iban dirigidos por el Caudillo Skaven consiguieron reorganizarse y plantar cara a sus perseguidores para aguantar un turno más. El otro regimiento se salió del mapa y las ratas ogro perecieron sin opción alguna contra una velocidad de los altos elfos que no les dejo dar ningún golpe.




5º turno:
Después de un duro combate entre lanceros elfos y guerreros Skavens, los últimos consiguieron destrozar a sus rivales gracias a su superioridad numérica, esto daba un respiro a los skavens que habían perdido casi todo en pocos turnos. Así que ahora se encontraban los skavens con una sola unidad, apuntada por arqueros y tenían que plantar cara a una unidad nueva con un noble elfo.




6º turno:
Después de conseguir una carga muy larga, los Skavens intentaron realizar una acción épica chocando contra el regimiento de Altos elfos, los cuales les devolvieron con creces todos los golpes diezmando sus tropas, aun así el número de miembros de cada regimiento estaba a la par.



7º turno y final:
Después de machacarse los dos bandos, el combate entre los dos regimientos acabo en un combate singular entre el campeón del regimiento de lanceros junto al noble, contra el caudillo skaven que había destruido brutalmente al resto de la unidad enemiga. Mientras que los arqueros apuntaban al posible vencedor, bajaron los arcos cuando vieron que los dos elfos quedaron en pie, gracias a un espadazo que dio el noble con su espada a dos manos.



Después de un combate largo y extraño, lleno de carreras, de cargas y de huidas, el noble Alto elfo que dirigía el grupo de incursión se encontraba jadeando, apoyado en su espada a dos manos con sangre de otros por todas partes. El combate había sido encarnizado, habían tenido muchísimas bajas y no se lo explicaba. ¿Por qué habían muerto tantos elfos, si solo eran Skavens?….

La respuesta estaba en el caudillo Skaven que aun respiraba a duras penas, mientras miraba con desprecio a los elfos que le rodeaban. El había conseguido quitar el miedo a sus ratas y había machacado a muchos larguiruchos con su espadón oxidado.


El noble elfo se preguntaba como podría explicar a sus hermanos la perdida de tantas tropas a su vuelta a casa. No podrían aceptar un resultado tan escandaloso, su habilidad en el arte marcial era muy superior y su anatomía les permitía tener más ventaja que aquellos engendros a dos patas. Pero de lo que no se daba cuenta el orgulloso elfo era que el juego sucio de los Skavens y la astucia de aquel caudillo habían diezmado por completo a sus tropas que por cientos o miles de años habían practicado el arte de la guerra. Mientras que las ratas en un par de años ya sabían asesinar de mil maneras diferentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario