domingo, 15 de julio de 2012

los señores del desierto (Limbos de Acheron vs Alquimistas de Dirz) 1º parte


La creciente expansión de los Alquimistas de Dirz les había llevado a moverse a otras zonas, zonas más pobladas de enemigos, esto produjo muchas confrontaciones a lo largo de los años. Pero en un pequeño laboratorio bastante escondido en un bosque en las tierras del León, nadie sospechaba de su existencia, un grupo de clones y monstruos se habían encargado de borrar cualquier pista. Hasta aquel día...

El biopsista estaba trabajando junto a los demás alquimistas en el laboratorio, para dar con un nuevo elemento que daría más potencia al mutágeno, para que se alargase su efecto durante más tiempo y no destruyera tanto los cuerpos de los clones. 
Todo fue abandonado cuando un explorador había visto movimientos sospechosos en la superficie, no sabia explicar el que, pero decía que había visto sombras, como espectros que deambulaban de árbol en árbol.

Después de recibir la noticia, el biopsista organizó una partida de guerreros para investigar, no eran muchos, pero sabia que le podrían proteger, fuese cual fuese el enemigo. Además estaría al mando un neuromante que había llegado nuevo al laboratorio, se llamaba Azhyan Adjaran, un personaje peculiar, muy callado, que estaba siempre observando y respondía con comentarios muy calculados a la par que secos.

Cuando salieron a la luz, el sol del atardecer los dejó algo cegados. Pero el ballestero les guió sabiamente hasta el lugar misterioso. Azhyan estaba ansioso por matar la curiosidad. “¿Por qué no podrían ellos descubrir el poder de ser etéreo?”-pensó el callado neuromante. El biopsista no andaba tranquilo, le había tocado cuidar del gran Dasyatis, el cual no paraba de moverse ni un momento. 

Al llegar a una zona indicada por un explorador, este se retiró y el pequeño grupo de alquimistas empezaron a explorar. Pronto vieron un oscuro trono negro que se movía solo. ¿Qué podía ser tal objeto y a quien pertenecía?
Sin más reparo, Sophet apareció sentado en el, dominaba la situación, era un poderoso mago de Acheron y sabía como crear situaciones de ventaja para su banda. Pronto aparecieron Ghouls por detrás de él e incluso el famoso espectro que había visto el servicial explorador.

“He venido para quedarme con vuestras almas, os llevo oliendo vuestro asqueroso olor de cobardes, desde que salisteis de vuestro aburrido desierto y os introdujisteis en lo que antaño fueron nuestras tierras”- dijo Sophet con un tono apagado.

“Me han encomendado proteger el laboratorio y lo haré sin ningún problema, sea un muerto que habla o un triste humano que tiene fe en la Luz. Pero desde ya, advierto que no tenéis posibilidad alguna de vencer a los señores del desierto, los escorpiones no podremos ser vencidos por nadie y menos por una facción de acabados que buscan venganza de penas y glorias del pasado.” – respondió Azhyan contundentemente.

Sophet quedó irritado después de oír las palabras del alquimista, por lo que la niebla empezó a brotar e inundar el bosque entero, de ella salía esqueletos y zombis de todo tipo. ¡Había comenzado la confrontación!

Limbos de Acheron:
-Sophet 
-Espectro
-2 Ghouls
-2 Ghouls
-2 Ángeles mórbidos
306 puntos, 5 cartas y 8 miniaturas.

Alquimistas de Dirz:
-Azhyan Adjaran
-2 centinelas Danakil
-2 keratis(antiguos)
-Clon Dasyatis
-Biopsista
-Ballestero de Dirz
309 puntos, 6 cartas y 8 miniaturas.


El rápido inicio, produjo algún que otro encuentro, el Kerati alcanzo a los Ghouls en un solo turno. El resto de los miembros de la banda de Dirz se posicionaron esperando a los movimientos conservadores de los Acheron.


Se mantenían mucho la distancias por lo que pudiese pasar, había muchos tanques en la banda de Dirz, que sumando el mutágeno su poder ofensivo seria imparable.


En el 2º turno y cargado de mana, Sophet el líder de los no muertos empezó con los rituales de invocación , en pocos tiempo, el kerati estaba rodeado de esqueletos y Ghouls.
Mientras el resto de tropas se quedaban estáticas esperando a ver quien podía cargar primero.


Pronto se iniciarían las primeras cargas, una vez se lanzó un Danaikil contra un Ghoul, lo que produjo una serie de cargas en cadena. Esto hizo que todos las unidades del centro del campo de batalla acabaran en combate.
Por el otro lado, las marionetas volaban cerca de la bestia Dasyatis que avanzaba a pasos agigantados.


Con el apoyo de Azhyan, el keratis pudo imponerse a todos los no muertos que le rodeaban, con su mutageno al máximo pudo aplastar a sus débiles enemigos que lo fueron desgatando poco a poco con cortes pequeños. El resto de combates siguió estancado y Sophet se veía cada vez mas rodeado e indefenso desde su trono.






Una vez los Danakil acabaron con el Ghoul y el espectro, se reunieron junto al Dasyatis que andaba libre después de haber aniquilado a las marionetas. Sophet agotado por tanta magia, realizó un último hechizo para poder escapar. Por debajo del trono empezó a salir humo y cuando los Alquimistas fueron a capturarle desapareció entre la niebla. 


Continuara...2º parte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario