lunes, 17 de marzo de 2014

Incursión en el bosque oscuro(Drunes vs Alquimistas de Dirz)


La mañana empezaba y los primeros rayos de luz acompañaban las pisadas de los Drunes que salían poco a poco de las catacumbas en el interior del bosque oscuro, se dirigían hacia el principio del bosque ya que sus exploradores habían visto un grupo de Alquimistas que merodeaban cerca de una torreta fronteriza.
¿Qué querrán esos sucios bastardos inhumanos, como se atreven a adentrarse en las tierras de Cernunnos?- se preguntó enojado Wandyr.




Cuando llegaron a la zona de la torre vieron que unas figuras se movían entre las rocas, quizás habría llegado el momento de poner las cosas claras entre aquellos dos pueblos, uno que lo único que quería era sobrevivir y conseguir recuperar a su líder Cernunnos, pero no podría continuar si había pueblos como los Alquimistas que lo único que buscaban era secuestrar bárbaros para realizar experimentos malignos con ellos. Esa gente quería maltratar a su pueblo y Wandyr no lo iba a permitir.


Un clon gigante que parecía formar parte de las tropas conocidas como Keratis estaba al mando del grupo, se llamaba Cypher Lukhan, era el terror de los Grifos y se había propuesto ser el terror de todos los demás pueblos, su enorme cuerpo, su brutalidad en combate, acompañado del mutageno lo hacían casi invencible, se decía que ningún adversario podría ganarlo en duelo individual, pero había uno que quizás si pudiese ponerle en apuros, Cypher había venido a probar sus armas contra Wandyr.


El gigante Kerati alzo su espada y ordenó el comienzo de la escaramuza, sus hombres se movieron sin esperar más ordenes, su adiestramiento era altísimo y sabían que hacer en cada momento, por lo que el ballestero cargó el virote y disparó...Todo comenzaba, los Drunes aguardaban en el bosque, se habían divido en pequeños grupos, esperando su momento, pero cuando vieron que los Alquimistas seguían avanzando ellos no se quedaron atrás y criaturas enormes como el minotauro o el formor avanzaron haciendo temblar la tierra, esto solo excitó más a Cypher que emitió un grito para motivar a sus tropas.


Mientras las dos bandas se acercaban, el arquero Drune y el ballestero de Dirz mantenían su propia guerra particular intercambiando disparos de un lado para otro, pero sin mucho éxito. Wandyr no se sentía cómodo, pese a que tenía grandes guerreros junto a él, pese a que era consciente de su brutalidad en combate, había algo en los ojos del psicópata de Cypher que le dejaba una sensación de intranquilidad, pero en vez de echarle para atrás, producían en él una extraña sensación de ir a conocer cuál era esa sensación y destruirla a hachazos.


Todos miraban a los dos líderes, los demás guerreros cedieron el momento de gloria para ver quien golpeaba primero y una vez realizaron la carga, los demás se lanzaron hacia la presa que tenían en frente. La lucha entre el Minotauro y el clon Centauro fue silenciada pese a la brutalidad por cuatro golpes entre Cypher y Wandyr. Solo fueron cuatro golpes...Wandyr se lanzó el primero con un brutal golpe que quedó en el aire y se puso a merced del Kerati que lo empujó hacia atrás de una patada para luego partirle el pecho descubierto con su enorme espada, luego segundos después clavó su lanza en la garganta del bárbaro, estos dos cortes produjeron unas profundas heridas que dejaron fuera de combate al Drune.


Tras la caída del líder Drune, un montón de guerreros se quedaron paralizados mirando el cuerpo que yacía en el suelo. Mientras tanto Cypher se pavoneaba dando vueltas alrededor del cadáver observando el combate que tenia a un paso suyo entre un centinela Danakil y un no muerto Drune, esperando como un cazador a tener su momento para adentrarse en otra refriega, ya que había olido la sangre y no iba a parar hasta quedar saciado.


En los alrededores una pareja de perseguidores Drune se media con un guerrero del alba, los dos golpeaban la armadura del clon pero sin hacer más que leves cortes y no había ningún síntoma de debilidad en los movimientos del clon. Luego el Formor y un Karnagh se dedicaban a combatir contra un clon Belisario y otro centinela, lo hacían de una manera muy sobrada y esto produjo que el Karnagh cayera a manos del centinela con un profundo corte en la garganta que con la espada hacha remato degollando por completo al siervo de las tinieblas. El Formor recibió una profunda puñalada en el estomago con veneno que lo fue debilitando poco a poco, hasta que cayó rendido ante el poderío del Belisario que ignoró a su rival una vez cayó al suelo y tenía convulsiones por el veneno que lo iba devorando a gran velocidad en su interior.


Pronto el clon centurus acabaría hiriendo al minotauro que luchaba desesperadamente con un furia imparable, pero que no parecía amedrentar al clon que ágilmente paraba sus golpes hasta que vio el momento idóneo para clavarle una de sus garras en el pecho, casi atravesando el duro torso del minotauro contemplo algo sorprendido como la bestia seguía respirando y empujando hacia delante para liberarse de esas garras y poder matar a su enemigo. Pese a que intentó destruir a su adversario lanzado a la desesperada, el minotauro acabó desangrado por las heridas producidas y acabó atravesado como un cerdo en el fuego por las garras de aquella monstruosa criatura de los laboratorios alquímicos.


Después de ver como los alquimistas cargaban a los demás barbaros de la otra zona de la torreta de vigía, Cypher resopló de aburrimiento, sus babas se quedaron pegadas a su sucia mascara por donde caían poco a poco, era como un animal salvaje, las drogas lo volvían loco y muchas veces no podía controlar su cuerpo. Miró de nuevo a su alrededor y vio como un tembloroso arquero Drune lo apuntaba, este rió y expandió los brazos para que el arquero tuviese más posibilidades de acertarlo, estaba desafiando a la muerte, pero el arquero no dudo y disparó una flecha que se clavó en el torso, este no sintió nada, por lo que se la arrancó y pese a sangrar avanzó para matar a ese insensato.


Mientras tanto el no muerto conseguía acabar de un hachazo con el centinela Danakil, su regeneración era casi inmediata y pese a los múltiples cortes pudo aguantarse en su arma y no desvanecerse. Su mirada algo perdida consiguió encontrar un punto donde prestar toda su atención, el líder Alquimista estaba intentando matar a su compañero pero no era capaz de golpearlo, estaba moviéndose lentamente mientras que el arquero lo mareaba dando vueltas a su alrededor, hasta que una vez cansado, el arquero clavó su daga en la espalda del Kerati el cual se derrumbó torpemente. Cypher luchaba por sobrevivir, pero el veneno no lo dejaba respirar ni moverse, pensaba que era magia, pero solo era veneno había caído en el truco más primario de todos y moriría llevándose toda una vida de gloria por un ingenuo flechazo.


El arquero Drune se mantenía como podía, había sufrido varias heridas profundas en las piernas, pero había conseguido matar al ballestero y al líder Kerati, aun así no era suficiente, los alquimistas estaban arrasando a sus hermanos y ya eran pocos los que aguantaban las embestidas de los hábiles clones. Se dio cuenta de que un clon gigante iba hacia él, pero cuando se encontraba cerca y estaba a punto de disparar, el no muerto que estaba mal herido lanzó un hachazo al costado del robusto clon que bloqueó con facilidad el ataque y golpeó de un manotazo al que consideraba un mero estorbo, el no muerto salió despedido unos metros. El arquero en ese momento huyó hacia el bosque como pudo, no quería morir y debía avisar a los demás Keltas. El enemigo se encontraba cerca...


Después de ver como se iba corriendo el arquero, el Centurus se paró en seco y cargó contra el no muerto que lo destripo con facilidad con sus largas y afiladas garras. Luego se acercó hacia la piedra donde estaba el cadáver de su líder y lo cogió con delicadeza para llevarlo al refugio, avisó con un gruñido al grupo que estaba golpeando con brutalidad al único superviviente Drune que quedaba en el otro lado y terminaron de destrozar el cuerpo inerte del humano.


Los Alquimistas habían recogido algún cuerpo que serviría para experimentar, pero no habían capturado a nadie y la muerte de Cypher Lukhan seria difícil de explicar en el laboratorio, uno de los centinelas Danakil estaba más preocupado porque se pudiese revivir el cuerpo de su líder que de sus heridas sufridas durante la escaramuza.



Tras una hora, el arquero pudo llegar al campamento y casi sin fuerzas describir la trágica matanza que habían sufrido, en seguida un grupo de jinetes y un sabueso fueron en busca de los Alquimistas, nadie podía salir victorioso del bosque tras haber mancillado el nombre de Cernunnos.

2 comentarios:

  1. Buen informe de batalla.
    Todas estas miniaturas de Confrontation las has pintado tú?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, si las he pintado yo, pero tengo mas a medio pintar o terminadas, como puedes ver en este pre-informe de batalla: http://labuhardillafriki.blogspot.com.es/2013/07/alla-donde-crecimos-moriremosmega.html

      Voy poco a poco, porque tengo muchas miniaturas de Rackham para pintar.

      Un saludo :)

      Eliminar