lunes, 19 de enero de 2015

2º ronda del torneo de Arcavia: Grifos vs Cadwallon


Retomamos el Torneo de Arcavia, por fin he tenido algo de tiempo para motivarme y seguir disfrutando con este evento en la ciudad de los Grifos donde tras ver la otra semifinal entre Sessairs y Alquimistas, la gente quedó bastante sorprendida por la brutalidad en que ganaron los de Dirz. Sin más, os dejo disfrutar de un combate para saber quien será el otro finalista, entre los equipos de La guardia de la Muralla (Cadwallon) y Metal y fuego (Grifos).


La lluvia no cesaba, el Foso estaba encharcado y ya se habían formado los primeros charcos que seguramente entorpecerían a los guerreros. El público había desaparecido de las gradas y solo quedaban unos cuantos miembros de aficionados cadwë y grifos, aparte de los soldados que custodiaban el Foso para que ningún fanático saltara y provocara incidentes. 

Quizá una de las anécdotas del cambio que supuso que el Foso estuviese encharcado y no parase de llover, fue que el entrenador cadwë decidiera que sus hombres iban a ir con el mínimo de ropa, solo los petos y el armamento, ya que no quería que el agua empapase sus ropajes y les hiciera más lentos. Sin embargo sus rivales salieron con sus armaduras pesadas y sus telares de ceremonia, los cuales eran sagrados y traerían suerte en el combate.

Como no se había disparado, el combate había empezado nada más salieron los guerreros, ambos equipos se tenían ganas, porque querían valer su poderío como mejor equipo humano del momento, los Grifos habían empezado bien, el Inquisidor había clavado profundamente su mandoble en el pecho del miliciano que tenía delante y estaba muy herido, todo iba bien para el equipo local.

 

Sin embargo los rápidos milicianos que rodearon a uno de los templarios fuero acuchillando las piernas del guerrero que se protegía la mayor parte del cuerpo por una armadura muy pesada, esto hizo que uno de los tajos rasgara ligeramente el gemelo del solido templario que se mantuvo en la posición defensiva, esperando a lanzar un brutal ataque contra sus enemigos.


Mientras continuaban los combates, ya completamente formados debido a que los combatientes más rezagados habían conseguido alcanzar a sus rivales, los tiradores de ambos bandos intercambiaban disparos con su armamento muy diferente, uno con fuego y los otros con virotes, una prueba de velocidad y precisión. Que de momento ganaba el fusilero Grifo.


Entre ruidos y lluvia, el Inquisidor fue golpeado en su máscara protectora, él respondió el golpe con dos mandobles que mataron a sus rivales en pocos segundos, estaba enloquecido, radiaba valor y furia por todos los lados de su armadura llena de sangre, suciedad y barro. Se quedó parado viendo como el fusilero no podía seguir disparando más por el agua que había mojado su pólvora y el combate que estaba en frente suyo, no podían perder aquella oportunidad de llegar a la final...Era su momento.

El espíritu cadwë no consiste en cuando vas a caer, si no a cuantos te vas a llevar por delante antes.

Tras un impresionante rayo, la tierra se iluminó, los templarios aguantaban los golpes que recibían de los salvajes milicianos, pero en ese momento de parón, no reflexionaron como sus rivales, ambos golpearon y penetraron las armaduras de sus contrarios. El sargento miliciano agarró la espada que le estaba arrebatando la vida y no dejo que saliese de su cuerpo, mientras tanto apuñalo en repetidas ocasiones a su verdugo, hasta que los dos se desplomaron en el suelo mirándose el uno al otro. La afición cadwë animo esa acción heroica de uno de los líderes del grupo.  


Luego el superviviente templario y el Inquisidor se lanzaron en una carga eterna, recorriendo una distancia larga, que no pudo evitar que uno de los ballesteros hiriera casi mortalmente al fusilero, que se desplomó tras el impacto en el suelo mojado. El virote estaba clavado en su pecho y por poco no lo había alcanzado el corazón, su lucha por la vida era ahora la única prioridad, mientras tanto sus compañeros se enfrentaban a dos tiradores que estaban acostumbrados al combate cuerpo a cuerpo.


Los guerreros Grifos lanzaron varias estocadas erradas y esto lo aprovecharon sus enemigos, uno para matar inocentemente al Inquisidor, que fue golpeado varias veces con la ballesta y luego apuñalado en el suelo con una espada corta y el otro ballestero hirió de gravedad al templario en un costado, aun así no pudo evitar que el Grifo acabara con su vida.


Las fuerzas llevaban mucho rato flaqueando en ambos bandos, ya que la escaramuza había sido muy intensa y la velocidad endemoniada, pese a el agua y el barro que frenaba cada movimiento. Los Grifos habían sufrido como aumentaba el peso de sus ropajes por el agua, todo era un caos y a estas alturas solo dependía la victoria de un templario y un ballestero, ya que el fusilero andaba a cubierto intentando respirar. 

Después de intercambiar golpes, el ballestero consiguió herirlo ligeramente y el templario no podía más, por lo que cayó. Se apoyó sobre una rodilla para no rendirse, pero vio la muerte en el filo de la espada de su adversario, instintivamente miró hacia el fusilero y le gritó: “¡Sálvanos hermano!”. El fusilero Grifo que andaba apoyado en el muro no veía bien, sus minutos en el mundo llegaban a su fin, rezaba a Merin para que lo protegiese de lo que viniera después, pero tuvo una iluminación, cogió el rifle, sin saber si estaba cargado o si la pólvora se había secado y viendo borroso disparó a la figura que tenía en frente. 


La afición de Cadwallon que era mayoritaria por la ausencia del gran público, se quedó silenciada, no habían podido observar como el fusilero que ya lo habían dado por muerto acababa con la que se veía una “victoria clara”...Los guardias del Foso y los pocos espectadores Grifos saltaban de alegría, había sido una victoria sufrida, la lluvia no cesaba y los cuerpos yacían encharcados entre barro y sangre. La final sería entre los Alquimistas y los Grifos, pese a que debían recuperar a más de medio equipo...

4 comentarios:

  1. Ouh yeah...aunque sin bárbaros todo carece de interés xdd ha sido un final muy cinematográfico con esa lluvia, barro y tanto sufrimiento ^^.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, queria dar un poco mas de realismo a una simple escaramuza de Confrontation, pero me gusto el resultado y bueno me alegro de que la partida te gustara, ahora la final entre Grifos y Alquimistas va a estar interesante tambien o espero que os lo consiga vender asi :P

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Wenasssssssssssss!!!!!!!!!

    Pues muy interesante confrontacion, aunque si tengo que ser sincero, ha habido partes en la narracion que me he perdido un poco, pero bueno, sera la sensacion del combate, la lluvia y la lucha por la vida y la gloria...

    Un saludo y a ver esa final.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te gustara como en anteriores informes, lo de las lagunas puede ser por el oxido que tenia en las manos a la hora de escribir todo el relato, llevaba tiempo sin hacerlo y quiza no plasme bien todo lo que queria hacerlo.

      Espero estar mejor en la final ;)

      Un saludo.

      Eliminar