lunes, 23 de noviembre de 2015

2º ronda del Torneo de Llanura Oscura: Semielfos vs Devoradores



La noche se acercaba y el cielo se teñía de rojo, los Devoradores aullaban rabiosos mirando con mirada sedienta de sangre hacia una luna que no se asomaba, Yilia no querría aparecer por ese tenebroso lugar aquella noche, ese baño de sangre quedaría en familia o eso pensaban los Semielfos...

Antes de comenzar el combate, uno de los Semielfos se citó con Wrack, uno de los voraces que pertenecía al equipo Devorador, el Semielfo tenía pensado negociar con él un combate limpio y sin mucho derrame de sangre.

-Hola Wrack.
-¿Que queréis Semielfo?
-Creo que deberíamos combatir de una manera respetuosa hermano...
-¿Hermano?! No creo que podamos reprimir nuestro instinto, tú mismo lo sabes, tú mismo has bebido sangre en las noches de luna llena con los míos.
-No creo que se deba realizar un baño de sangre entre tu pueblo y el mío, ambos podemos ir a Cadwallon, solo te pido que sea un combate justo y respetuoso, nosotros nos rendiremos si no vemos oportunidad de ganarlo.
-Necesitamos comer, los muertos vivientes no eran comestibles, vosotros aunque huesudos sois un buen bocado, además no creo que podáis pedir mucho en vuestra situación.
-Como creáis...
-Los Semielfos siempre pensáis igual, creéis que os aceptamos porque fueseis iguales a nosotros, pero no sois más que un mero juguete para entretenernos y acompañarnos en nuestras matanzas. Ahora vete con los tuyos, dentro de un rato seréis parte de nuestra cena.


La tensa reunión fue despedida con un cruce de miradas bastante duro, el Semielfo dio la espalda sin más, mientras que el Devorador movía la dentadura haciendo rechinar los dientes por la ansiedad provocada, necesitaba realizar ese combate y alimentarse de esos delgados humanos...El Semielfo no comentó nada de lo sucedido a sus compañeros cuando llego al calabozo, solo dijo:"Prepararos para vuestra noche hermanos".
  

Tras una espera que se hizo interminable para ambos equipos, se comenzó el combate, ambos grupos salieron disparados hacia el rival, los Semielfos muy juntos para poder hacerse más fuertes frente a un rival bastante poderoso y violento. Los dos voraces avanzaron como pudieron de salto en salto por los charcos de sangre, ambos querían lanzar el primer golpe a los insignificantes humanos flacuchos...


Wrack el voraz cargó desesperadamente hacia los tres Semielfos, el público animo a los Devoradores por este gesto, los hábiles luchadores Semielfos esquivaron con movimientos aeróbicos cada una de las cuchilladas que lanzaba el Devorador con ansiedad, pero ellos no iban a estar defendiendo todo el rato como lo hicieron con los Alquimistas, lanzaron unas cuantas estocadas, unas cuantas se clavaron en su tronco y fue debilitándose hasta que uno de ellos le dio el toque final. Esto demostró a los Semielfos que si permanecían juntos podrían ganar.



Aun así no pudieron mantenerse mucho más tiempo juntos, una vez que el otro voraz vino a la carga del resto intento cazarlos por sorpresa, pero un montón de agua empezó a inundar el foso y se quedó a medio camino, esto permitió a los dos Semielfos de élite cargar contra su enemigo. "Todos juntos"- eso resonaba en el cerebro del joven guerrero de sangre, pero él hizo lo contrario fue hacia el cazador Devorador que iba tras su retaguardia, esto complico y desoriento a sus hermanos.


Con el agua hasta las rodillas ambos combates eran difíciles, fuesen quien fuesen, los espectadores no observaban muy bien que pasaba, pero en un revés, el voraz acabó con un Semielfo, mientras tanto los combates proseguían...Los pocos espectadores no paraban de animar a los Devoradores, el personaje siniestro se lo prometió al cazador: "sois los elegidos para ganar el torneo". Esas palabras volvieron a resonar en el cerebro de la bestia y unido a los ánimos tan extraños que resonaban por los pórticos de los edificios en ruinas, algo que determino el combate.


Un aullido victorioso resonó en todo el Foso, el cazador tenía la cabeza del joven Semielfo en la mano, la lanzó al otro combate, pero esto no pareció importar mucho, los dos combatientes estaban muy concentrados en los movimientos del rival, uno intentando esquivar todos los golpes y el otro lanzando cuchilladas con más violencia según obtenía más resistencia su presa,


Un segundo más tarde moriría el Semielfo que quedaba, lo sabia claramente él, estaba en desventaja contra dos grandes hienas que destrozarían su cuerpo, pero se concentró, se paró el tiempo a su alrededor y observó el punto donde lanzar el golpe mortal que acabaría con su enemigo. El intento fue bueno, el costado de su enemigo estuvo a punto de sufrir una profunda estocada, pero antes de ello el voraz había clavado profundamente su arma en la clavícula del Semielfo, este había sido lanzado varios metros hacia un lado y solo le quedaba respirar por última vez antes de morir poco a poco o ser rematado.
  
-"Una pena"-, pensó el personaje misterioso, pero creo que es el momento de actuar, necesito contrarrestar el objetivo de mis enemigos...A nuestro amigo se le entrecortó el pensamiento cuando paso delante de él, un séquito de Alquimistas entre ellos el invitado de honor, el biopsista, por lo que decidió seguirlos.


Mientras en el Foso, los hambrientos Devoradores comían a sus hermanos de guerra, sin parar ni un segundo en pensar que estarían mascullando y organizando para la vuelta los del equipo de Semielfos supervivientes...Aun que lo que les debería preocupar de verdad era su futuro rival, orcos, un equipo orco muy bien organizado y bastante fuerte ¿Estarían a la altura los Devoradores?

2 comentarios: