martes, 26 de julio de 2016

1º ronda del Torneo de las Siete Finales: Alquimistas vs Drunes


¿Has oído los rumores capitán? hoy será el día...Eso le comentaban a Durak todos sus milicianos, pero cuando llegó a Als su cara expresaba todo lo contrario, estaba tranquilo, había conseguido información fiable y sabía que si seguían con esta protección no tendrían más problemas por lo menos en este próximo combate.


-León, ¿hoy veras el combate un poco más relajado o seguirás tenso como siempre?-pregunto el cadwë.
-No lo sé Durak...No lo sé, siempre me preguntas cosas que se me escapan las respuestas...Aun así, un combate entre Alquimistas y Drunes será interesante como poco.-respondió de una forma muy aguda el Alahan.

Los luchadores estaban listos, los Alquimistas habían preparado muy bien la estrategia, sabían que matando a un Formor tenían muchas posibilidades, pese a eso, no estaban tranquilos, esos demonios eran muy peligrosos. Por parte de los Drunes solo deseaban salir a la arena, su conciencia no les daba más que un dolor de cabeza cuando no estaba derramando sangre.


Como muchas otras ocasiones, los luchadores se lanzaron nada más empezar el combate y no tardaron en acercar posturas, los clones se lanzaron a por todo lo que tenían cerca, el Kerati por su parte escogió la espalda de un Formor, tenía la intención de partirlo en dos con su alabarda a la primera de cambio, pero no fue tan fácil, la melee creció y los dos Formors sabían como parar todos los ataques posibles, eso sí, no tenían tiempo de atacar por la superioridad numérica de los Alquimistas.



Los golpes se sucedían por los tres combates, pero el clon Belisario había entrado en pánico, no podía atacar al Formor porque le ponía nervioso, su miedo irracional hacia esa figura podría ser un trauma provocado por las drogas o algún fallo en su creación, no se podía explicar ni el mismo porque no era capaz de hacer lo que mejor se le daba...El hecho es que llevaba varios minutos observando, sí, observando como combatían sus compañeros, como el guerrero del Alba vomitaba sangre a través de su casco a consecuencia del hachazo recibido del enclenque zombie de los Drunes...


En una cinta de combate, el Kerati se llevó por medio al Formor que no pudo evitar que lo atravesara por el pecho y después cargó al siguiente demonio que ya se había encargado de eliminar a dos clones, algo que no podía ser bueno, las fuerzas estaban igualadas y el ballestero no acertaba a nada que se moviese, por lo que un público entregado aplaudía tanta acción entre golpes. No se veía muy bien el equipo de Alquimistas, el guerrero del Alba se tambaleaba a cada golpe que protegía su espada, el muerto viviente no se agotaba y continuaba lanzando contundentes hachazos sin cesar ni un segundo.


El Belisario seguía quieto, observando aunque no podía mover las piernas, estaba algo más tranquilo ya que veía que el Kerati era superior a los demonios y podría acabar pronto con su rival...Hasta que el Formor agarró la alabarda y con su otro brazo clavo la espada en el cuello de su rival, todo un gesto que motivó más a un público entregado con las brutales muertes que estaban viendo. 


¿Todo se acababa para los Alquimistas?- eso mismo pensaba el clon con miedo cuando vio al demonio avanzar hacia él, pero se hizo un poco fuerte y pudo agarrar su arma con las dos manos cuando vio detrás su compañero que aunque tremendamente herido avanzaba hacia la retaguardia del Drune.


Al intuir la presencia del guerrero del Alba, el Formor se giró y trabó en combate al clon, este aguanto los primeros golpes, hasta que vio un fallo de la defensa de su rival y lanzó su espada-hacha hacia el costado del demonio...El no veía nada, la vista se le había nublado por la sangre y el casco aboyado, pero escuchó como la gente aplaudía de repente y ya no recibía más golpes, algo había pasado.

El Alquimista se quitó tímidamente el casco y vio a su lado al ballestero que lo golpeaba amistosamente en el hombro y más adelante a su compañero Belisario que seguía con la vista perdida en el fondo de la arena...Aun no se había podido mover después del miedo sufrido, el shock lo había dejado sin acciones ni pensamientos.


Als sonrió a uno de sus compañeros Grifos y le dijo: Este equipo es demasiado bueno como para perder en la primera ronda, aun así han sufrido mucho, veremos más adelante si le es tan fácil llegar a la final como la otra vez...No lo sé, pero desde luego que si llegan, se tendrán que enfrentar contra mi gente de nuevo.-respondió el soldado Grifo mientras sonreía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario