martes, 26 de diciembre de 2017

La tierra de Itzhen Tar: capítulo 1


Ya se podría decir que han llegado...Guerreros del Caos y acólitos de Nurgle se adentran en el territorio por el norte, el avance de estos últimos parece que se ha encontrado un duro rival, aunque no sé si con interés de salvarnos o no, los Altos elfos han frenado a esas bestias vomitivas, al menos por el momento.

Nuestros enemigos no parecen novatos, la mayoría ya se hizo con una vía que los lleve de una manera más ágil hacia sus objetivos, esto no es buena señal, pero tampoco podemos hacer más que esperar, nuestro reducido ejército aun no puede salir del territorio que ocupamos y lanzarnos al ataque con el sería un suicidio, esperemos que su avance sea lento, si no significará nuestro fin.


-Imperio (amarillo): recibió los recursos del turno pero siguió hibernando tras sus murallas. 

-Altos elfos (rojo): los elfos han sabido manejarse mejor por el nuevo territorio y los espíritus están de su lado. Obtuvieron durante su exploración 3 nuevos territorios, durante esa exploración ganaron mucha fortuna con un tesoro encontrado y fruto de ello formaron el tercer estandarte en la zona. Además pudieron aumentar puntos en uno de sus estandartes. 
La mala noticia con la que se encontraron fue Nurgle, uno de los estandartes de su vecino enemigo se lanzó a la conquista del nuevo territorio que convive con la capital del caótico estado. Veremos cómo sobreviven los elfos a este primer desafío. 

-Skavens (gris): las ratas sin ningún peligro al rededor decidieron explorar para conseguir la mayoría de los territorios adyacentes, para su sorpresa pese a conseguir dos nuevos territorios sufrieron dos incidentes extraños que destruyeron por completo uno de los estandartes, este motivo hizo que los skavens se pusieran nerviosos y de momento no vean con tan buenos ojos eso de avanzar alegremente por terrenos demoniacos... Sin embargo el estandarte superviviente obtuvo experiencia y gana un aumento de tropas, algo que puede beneficiarles en el futuro. ¿La Rata Cornuda los habrá compensado por ser los elegidos para dominar estas tierras?

-Nurgle (verde): la nube apestosa sigue su expansión, lenta, pero continua, las tropas de Nurgle consiguieron un nuevo territorio, pero viendo que tenían a los Altos elfos en frente de su capital decidieron parar los pies a los orejudos antes de tener problemas serios y veremos cómo se dio ese combate, si obtuvieron un territorio más o perdieron tropas...Mientras tanto han decidido poner más tropas de guarnición en la ciudad por si fallara el ejército.

-Caos (negro): desde la soledad, actúan  lentos como sus homólogos pútridos, pero sin enemigos a la vista, han tomado una vía importante, veremos si cuando tengan más ahorros pueden realizar más incursiones. De momento un botín descubierto los ha lanzado económicamente, veremos en que se traduce esto para el futuro.


"La noche se hacía más larga de lo normal, el cielo rojizo brillaba con fuerza y desde la fortaleza las tropas imperiales observaban con miedo el cielo y el bosque que rodeaba la protección de piedra. ¿Sería aquel el fin de los tiempos? Leitner cortó más pensamientos negativos y desde la almena disparó a una criatura extraña que estaba entre las sombras del bosque, la criatura cayó tras un pequeño grito.

-¡Contemplar hermanos, estos monstruos son iguales de mortales que nosotros, acabaremos con todos ellos!-gritó hacia el interior de la fortaleza. -¡Por Sigmar y por el Imperio!-sentenció severamente mientras un rayo que caía a lo lejos iluminaba su rostro."

No hay comentarios:

Publicar un comentario