jueves, 13 de septiembre de 2018

Ludo Ergo Sum 2018


El mes de los eventos ha llegado a Madrid, he podido visitar el evento Ludo Ergo Sum, un evento que ya he ido en cuatro ocasiones y que está enfocado a los juegos de mesa. La verdad es que este año tengo sentimientos encontrados y quería explicar lo que viví.



La verdad es que este año como mis amigos no podían ir conmigo la esencia de la visita perdía un poco, porque los juegos de mesa a diferencia de las miniaturas me gusta vivirlo en compañía. Por lo que me cogí la mochila y me preparé para una mañana de consumo y visualización de novedades interesantes, pero me encontré con algo bastante desalentador, no había casi novedades y el consumo fue escaso porque tampoco había mucho de lo que iba buscando. 


Los problemas graves se encontraron en la visita masiva de gente que colapso un sistema muy trabajado de tarjetas con registro de código de barras que si hubiesen sido menos personas hubiera evitado alguna pequeña cola, pero una vez dentro como el año pasado se veía que el conseguir una mesa para probar algún juego sería algo imposible para un grupo de jugadores. En mi caso como mucho iría a probar juegos, pero me encontré que había pocas mesas que enseñaban a jugar y no vi nada que me interesase, aparte de que tenían muchas personas ocupando cada mesa de demos.


Pero el problema de las colas continuo fuera, en el espacio que habían destinado para el mercadillo, si, somos unos roñosos que nos encanta olisquear entre estantes buscando una ganga o algo antiguo que ya sea complicado encontrar para...Volverlo a dejar en otra estantería de nuestra casa y no leerlo nunca. La verdad es que después de media hora esperando con la lluvia refrescándome la cara decidí que pasaba de esperar para entrar en un cuartucho con un par de cosas viejas que las encontraría por el mercado de 2º mano de internet. Así que volví al pabellón del evento.


Lo que viene siendo la organización debo decir que es la mejor organización que he visto en eventos, cada año se supera y este año fue un 10, lo malo es que como siempre este tipo de eventos acaba siendo popular se masifica y pierde encanto. La verdad es que a mí me desagrado bastante que se ha pasado de feria con gente a feria que es complicado caminar, espero que no acabe siendo un Expomanga porque no iré más si acaba así. Al fin y al cabo la esencia del evento es hablar con la gente que distribuye, crea y juega a juegos, tener algo de contacto humano, no ir a consumir como un rebaño de ovejas que no habla ni gesticula más que sacar el dinero de la cartera y coger cajas y más cajas. 


Si el evento pierde la esencia, no van creadores de juegos y no se puede probar casi nada...Es complicado que a un jugador veterano le guste acudir a estas ferias de comestibles, que parecen eso y no un evento de encuentro. En cuanto a las ausencias me duele decir que las charlas no me motivaban comparado con antiguas charlas en eventos de wargames con novedades jugosas, novedades escasas e incluso pocos stands con un stock muy enfocado y poca variedad. 




Esto me ha llevado a pensar que en líneas generales es un mal año para los juegos de mesa en el sentido de que se ha creado mucho estos años pasados, pero se ha estancado un poco este año, seguramente que el año que viene vendrán más novedades jugosas. La mención especial diría que es el juego de Village Attacks y los dos KS que va a sacar la gente de Draco Ideas, que para mí es de las editoriales más interesantes en el país, aun que eché en falta al creador de esta empresa que suele ir y enseñar sus juegos en persona. 

2 comentarios:

  1. Es cierto que los eventos de este tipo parecen cada vez mas supermercados de juegos, comics o lo que sea, y no son encuentros como tales. En fin, no te desanimes. XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, me ha subido la moral ver que las Freak Wars no eran asi y guardaban la esencia de los eventos anteriores :)

      Eliminar