martes, 8 de octubre de 2019

Necromunda en la actualidad y evolución


Después de dejar de lado el juego Confrontation de Rackam, un wargame que dejo huella en mi después de disfrutarlo más de una década, quise buscar un juego sustituto, que me diera la opción de conseguir todo lo que pudiese como coleccionista y sentirme a gusto en un sistema/universo que me diera algo parecido al juego francés.


En esta búsqueda se pasó por mi cabeza Infinity, pero siendo miniaturas de metal y ese sistema, lo descarté, lo intenté mil veces con 40k o Fantasy, pero ni de lejos me ofrecía lo que yo buscaba, por lo que cuando salió el remake de Necromunda me froté fuertemente los ojos. Sobre todo, porque ni Kill Team o Warcry eran semejantes a este clásico.


Nunca había jugado a Necromunda, pese a llevar en este mundillo desde los 8 años, había disfrutado bastante de Mordheim, pese a ser un juego con sus luces y sombras. Aun así, la nueva estética y lo que ofrecía el juego callejero del 41º milenio me gustaba mucho, era asequible, de formato campaña y estaban la mayoría de miniaturas en plástico de alta calidad.


Buscando información indague sobre su trasfondo, sus bandas y lo que podría deparar el futuro. Realmente las bandas...no eran todas de mi agrado, pero no estaban mal, tenían una estética macarra y sucia que podría encajar con lo que buscaba. Pero finalmente, viendo que no iba a estar traducido, como coleccionista iba a tener ese tipo de trabas y que no me sentía realmente identificado con ninguna banda en particular, al final se me hizo cuesta arriba.



Aunque no entré en el juego, lo probé en alguna demo, me parece un sistema entretenido, con una campaña igual de entretenida, pero con tantos dlc en formato librito te pierdes, pero sí que compré una banda de Cawdor y unos Ambot por tenerlos en mis partidas de Shadow War. Todo lo que fue evolucionando el juego a nivel escenarios, mercenarios y más libros, es algo que lo distingue de otros juegos de la compañía inglesa, porque se ve que hay mimo y cuidado en el trabajo, pero no era lo que yo necesitaba, por lo que no tire la casa por la ventana.


Es un juego que ya esta completo a nivel básico, porque tiene sus 6 bandas clásicas, ahora empezarán a sacar cosas distintas o más especificas, las bandas creo recordar que con dos cajas ya tienes todo lo necesario, por lo que tener 20 miniaturas de plástico es algo muy agradable, sobre todo si puedes jugar una campaña con tus amigos, que se disfruta más.


Pienso que es un juego muy interesante, con una estética que engancha, pero como estamos acostumbrados a un ritmo de salidas más frenética, este tipo de Juegos de Especialista se ha quedado un poco en barbecho, porque la gente no quiere salidas cada 6 meses, algo que antes pasaba en GW y sigue pasando en las empresas pequeñas...


Quise hacerle una mención, porque ha sido un quiero pero no puedo de mi lista, además he encontrado gran información gracias al podcast de La voz de Horus y los videos que explican de manera bastante amena la evolución del juego por parte de los Grumpies.



Seguiré buscando el tesoro que vuelva a enamorarme como coleccionista, aunque creo que con Blackstone Fortress estoy saciado por una temporada. Aun así, espero que este juego siga funcionando y que GW lo siga dando cobertura, porque el hobby necesita juegos de esta calidad, aunque no sean juegos de masas.

5 comentarios:

  1. A nosotros este juego nos llamo mucho en su inicio.... pero aun esta sin montar en su caja... y lo de los 200 librillos no ayuda a que esta situación cambie.... y me pasa como a ti, si es cierto que los robots me molan mucho, pero no hay ninguna banda que diga, esta es mi banda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que con el remake tuvieron la oportunidad de darle otra identidad a las bandas, pero no supieron enfocarlo a algo mas 40k en vez de la esencia de la colmena y ya esta. Aun asi, los diseños son chulos, pero bueno, si algun dia lo montais y lo probais quiza os guste aunque sea para alguna partida suelta en el tablero 2D.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Muy buenas,

    Yo le hice ojitos al principio a este nuevo Necromunda, peeeeeeeero como no lo han traducido con su pan se lo coman.

    Me he pillado el viejo de segunda mano entero, la expansión de desterrados,algunos cazarrecompensas extra y la banda Delaque y de Arbitres (antiguas las dos) a buen precio. Así que ya tengo juego para rato, todo completo y si algún día me apetece alguna banda más ya me la pillaré de segunda mano.

    Un saludo y a seguir dándole al vicio ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo personalmente creo que el sistema antiguo es bastante decente, juego a Shadow War que es el mismo sistema y me parece muy entretenido, por lo que entiendo que con mas material de armeria y demas tendra capacidad de disfrutarse y en castellano. Por el tema de las bandas, yo como dije con Cadwor y los Enforces o Arbitres si que haria algo, porque esas dos bandas me llaman, ademas de que no son muy caras, pero para gustos los colores.

      Aun asi, con esto me pasa como con Mordheim, todo el material nuevo que saquen se puede reutilizar para juegos alternativos o juegos antiguos, por ejemplo Shadespire para Mordheim o Warhammer Quest, Necromunda para el antiguo y muchos mas ejemplos. Estamos en una epoca en el que hay packs de juegos especialista muy asequibles y encajan por escala y demas en los anteriores juegos, asi que es un plan renove muy bueno.

      Eliminar
  3. Hola!:
    Soy un entusiasmado del juego narrativo y del ambiente general de 40k. Con esto pensé en meterme en Necromunda, pero la verdad es que el jaleo de publicaciones (desorden, cantidad y precios), y la limitación de las bandas, me echó pa´tras....
    Luego conocí Inq28....:)
    Creo que una posible solución a esa búsqueda de juego que planteas podría ser encontrar compañeros de viaje para un proyecto narrativo que os guste y a correr.

    ResponderEliminar